¿Cómo sobrevivir a los días de miércoles?

Nov 22, 2016
Valora este contenido
(4 votos)

A continuación, te brindaremos algunos consejitos que quizás pueden ayudar con esos días en que quisieras desaparecer de la faz de la tierra.

Recuerda que esta no es la fórmula absoluta de solución, por eso ten presente, que en cualquier circunstancia debes poner tu granito de arena y actuar

diademierda 01 

Actualmente, la psicología ha incorporado terapias de nueva generación que han brindado técnicas innovadoras de acuerdo a las necesidades de las personas.

  • Una de las más nombradas, es quizás el Mindfulness, que se define como una práctica que deriva de las enseñanzas budistas y que pretende que la persona sea capaz de anclarse en el presente y hacer conciencia plena de las emociones. Una de las opciones propuestas por el Mindfulness, es escuchar música, preferiblemente alguna canción que no contenga letra. ¿Cuál es el objetivo?... Básicamente, la música tiene muchos beneficios, así que la idea es que te focalices genuinamente en el sonido y la vibración de cada nota, concentrándote en cada detalle que compone la canción y nada más.
  • Aprende a identificar esas emociones que te acompañan en aquellos días, intenta conocerte a ti mismo, y maneja la llamada inteligencia emocional, trata de entender esas emociones y enfocarlas o encaminarlas de tal manera que sean funcionales para ti, no huyas ante la experiencia, más bien intenta comprenderla y manejarla para tu beneficio propio.
  • Yo sé que suena a frase de cajón y auto superación, PERO NO ES ASI, EN SERIO, es jarta, pero necesaria. Hombre, si la vida te da limones ¡PUES, HAZ LIMONADA! Y aunque entendemos que quisieras borrar estos días de tu historial, te invitamos a cambiar de perspectiva ¿Cómo?... Pues analiza, describe y pon sobre la mesa esos días de mierda tomándolos como un reto. El objetivo es encontrar soluciones ante el reto, que seas creativa y busques respuestas alternativas, diferentes a las que haces siempre… Probablemente si cambias comportamientos, también cambiarán las cosas que hacen de tu día algo de miércoles; así que saca al frente tus mecanismos de afrontamiento.
  • Toma el mal día como oportunidad para hacer un poco de deporte: monta bici, sal en patines, ve a una clase de baile… busca la manera de estresar tu organismo. ¿Cómo así? Cuando haces ejercicio tu cuerpo comienza a secretar endorfinas, otro químico que se libera en el cerebro para luchar contra el estrés. "Su principal propósito es el minimizar las malas sensaciones de hacer ejercicio: bloquean cualquier sensación de dolor e incluso están asociadas a un sentimiento de euforia” (McGovern,2005). ¡Así que a ejercitarse!
  • Saca un tiempo, y pégate una escapadita para ir a buscar algo que te guste mucho; algo quizás para comer, ve a tu heladería favorita o a tu restaurante favorito y déjate llevar por aquellos caprichitos que no son de todos los días, y esto puede ayudarte un poco -o mucho- a reducir de una u otra forma el malestar que te produce el mal día.

Con información de: Serendip

Relacionados

El poder de la mente

Cuasi-Ppsicóloga, apasionada por la psicología (OBVIAMENTE), los libros, las tertulias prolongadas y los lugares desconocidos. Entusiasmada por recorrer el mundo y bloguera principiante, con ganas de reinventarse todo el tiempo, viviendo y escribiendo.

KarenCasasFotoPerfilInt

Sigue la conversación