Belleza

10 traumas de la belleza femenina

Las mujeres deberíamos superar estos y otros traumas para estar más orgullosas de nuestra belleza natural, ¿no?

Los estándares de belleza vendidos por la publicidad y la sociedad de consumo nos han llenado la cabeza de traumas desde que éramos niñas que jugábamos con nuestras perfectas Barbies. ¿Cómo, después de ser bombardeadas por imágenes de mujeres esculturales con rostros idealizados, podemos vernos al espejo y no sentirnos mal con lo que somos?

Todas las mujeres tenemos nuestras propias inseguridades, ya sea con el cuerpo, la piel, el rostro, la edad o el pelo… ¿Cuál de estos es para ti el peor trauma de belleza?

rostro

1. Piel del rostro: Que muy pálida, que roja, que muy oscura, que los barritos, que las pecas; creemos que nuestro cutis es tan imperfecto que no dudamos en taparlo diariamente con bases y polvos…

2. Busto: Que muy grande, que muy chiquito, que una mirando para Monserrate y la otra para Guadalupe; gracias a este trauma, los cirujanos plásticos son millonarios…

3. Pelo: La eterna pelea entre pelo liso y crespo o negro y rubio, llega a su máxima expresión con las famosas permanentes…

pelos

4. Pelos: Desde cierta edad todas la mujeres nos preguntamos, ¿por qué salen pelos en donde no deberían salir? Ombligo, barbilla, dedos de los pies…

5. Cara: Ojos muy pequeños, labios delgados, nariz operable, papada, cachetes redondos; todo lo que nos hace únicas nos traumatiza.

6. Peso: Desde pequeñitas escuchamos una voz en nuestra cabeza que nos dice “estás muy gorda” o “estás muy flaca”, por eso estamos constantemente a dieta y llamamos a las comidas deliciosas “pecado”; ¡Qué pecado!

peso

7. Piel del cuerpo: Ya sufrimos suficiente con el bronceado, ¡ni hablar de la celulitis, las estrías, los queloides y otras cicatrices…!

8. Uñas: Más de una vez hemos visto a una mujer llorar cuando se le parte una uña y cubrirse la punta del dedo con una cura, como si fuera una herida; ¿y el desconsuelo de las mujeres a las que sencillamente nos les crecen?

9. Edad: El culto a la juventud ha llevado a que mujeres muy jóvenes se ‘echen cuchillo’ para ocultar arrugas inexistentes o incipientes, lo que muchas veces deforma el rostro y no les permite vivir a plenitud las diferentes etapas de la vida.

edad

10. Comentarios maliciosos: “Te tomas la sopita, ¿no?”… “No te rías así que se te ven las encías”… “Si te cuidaras serías divina”… “Estás toda roja”… Y más comentarios que a primera vista son inocentes pero que nos traumatizan de por vida…

¿Cuál es tu trauma de belleza? ¡Cuéntanos!

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar