Belleza

Así era como Elizabeth Taylor no engordaba

Elizabeth Taylor, cuya diminuta cintura te haría pensar que comía como un pajarito, ¡tragaba como un camionero! ¿Cómo hacía para no engordar?

De todas las actrices clásicas de Hollywood, una de las más admiradas por su belleza fue Elizabeth Taylor. No solo por sus espectaculares ojos, también por su diminuta cintura, la cual contrastaba de manera épica con la fama de “buena muela” que tenía esta actriz. 

ElizabethTaylor 

La afición a la comida de Elizabeth Taylor era tal que, según varias entrevistas que dio en su mejor momento a distintas revistas, desayunaba huevos revueltos con tocineta y una mimosa (jugo de naranja con champaña); almorzaba pan francés con crema de cacahuete y más tocinetas; y comía pollo frito, tostadas, puré de papas o papas fritas caseras, pan de maíz, arvejas y una copa de Jack Daniels.

ElizabethTaylor 2 

Su afición a la comida le costó caro, pues desarrolló diabetes y llegó a pesar 80 kilos. ¿Cómo logró recuperar su envidiable cintura y mantenerla sin matarse de hambre? La actriz confesó todo en un libro publicado en 1987, titulado Elizabeth Takes Off (“Elizabeth se aliviana”). Su truco para no engordar es bastante simple, pero tal vez te sea de utilidad:

“Tenía una fotografía de cuando estaba más gordita pegada en la nevera.”

Cada vez que se antojaba de algo que no debía comer, la sola imagen de la foto la persuadía. Un truco muy efectivo, si tenemos en cuenta que Elizabeth Taylor había asegurado en más de una ocasión que para ella el ejercicio no era necesario.

vibra también con: Dieta superhumana: Margarita Rosa de Francisco

¿Conoces a algunas personas que quieran adelgazar pero amen tanto la comida como a Elizabeth Taylor? Comparte esta nota con ellas, ¡tal vez les funcione este truco!

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba