Belleza

¿Cara bonita o buen cuerpo?

Hoy cumple años la cantante inglesa Adele, una mujer bonita pero gordita, por eso te preguntamos, ¿qué prefieres? ¿Cara o cuerpo?

En una cantante como Adele, cuya potente voz la ha hecho famosa mundialmente, sabemos que la belleza poco importa, sin embargo ella nos sirve de ejemplo para poner sobre la mesa un tema que causa mucha controversia tanto entre mujeres como hombres: si tuvieras que escoger, ¿qué preferirías tener? ¿Cara bonita o buen cuerpo?

[Lee también: Sandra Bullock y otras cincuentonas que están mejor que uno]

Muchos dirán que es un tema superficial, pero aunque eso sea cierto, son millones las mujeres que a diario buscan (en internet, programas de TV, revistas, etcétera) dietas y ejercicios para bajar de peso, así como trucos de maquillaje para verse más lindas.

En ese orden de ideas, no es un tema en el que nunca pensemos; por más intelectuales que seamos, a las mujeres nos interesa cómo nos vemos, no por los demás, sino por nosotras mismas, por nuestra propia autoestima. Por eso, vamos a enumerar las ventajas y desventajas de una y otra preferencia.

Cara bonita…

  • Puedes resaltar tu rostro y disimular lo que no te guste de tu cuerpo con ropa
  • En las fotos de tu hoja de vida siempre saldrás bien
  • Una buena sonrisa abre muchas puertas
  • Tendrás problemas con algunas prendas que no se ajusten a tu cuerpo
  • El vestido de baño puede hacerte sentir insegura
  • Te la pasarás pensando en tu talla a todo momento

[Rihanna, Pink y otras famosas conquistadas por el mohicano]

Buen cuerpo…

  • Podrás mostrar tu vestido de baño con toda seguridad
  • Casi toda la ropa te quedará como mandada a hacer
  • Podrás levantar manes con dinero, aunque eso puede ser también una desventaja
  • Llamarás demasiado la atención en sitios públicos
  • Despertarás la envidia de otras mujeres

Si pudieras escoger, ¿qué preferirías? Dinos tu opinión en los comentarios de nuestras redes sociales.

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba