Belleza

Consejo para pieles latinas

La exposición a los rayos del sol, el viento, el agua del mar y el tabaco, son los principales factores que contribuyen al deterioro de la piel.

La piel de las mujeres latinoamericanas tiende a ser grasa, con poros abiertos y con pronunciada tendencia a mancharse, debido a la constante exposición a los rayos solares. Por lo tanto es una piel que requiere de atención y cuidado para preservar su salud y belleza.

Aunque los efectos del envejecimiento son más notorios alrededor de los 30 años, se pueden retrasar sus efectos y conservar por más tiempo las cualidades de una piel joven. Por ello Martín Nava, médico dermatólogo y miembro de la Sociedad Mexicana de Cirugía Dermato-oncológica, recomienda llevar a cabo las siguientes acciones:

Limpieza. El aseo de la piel del rostro debe ser un hábito tan necesario y básico como cepillarse los dientes. No obstante, las estadísticas demuestran que muchas mujeres no le dan la importancia que requiere.

La rutina de aseo debe hacerse 2 veces al día: por la mañana para eliminar la grasa que se segrega durante las horas de sueño, remover los productos usados durante la noche y preparar a la piel para el maquillaje. Por la noche, para eliminar la suciedad que se acumula durante el día y el resto de maquillaje.

Consumo de suplementos alimenticios. Sobre todo aquellos que están elaborados a base de extractos naturales y que cuenten con respaldo científico.

De acuerdo con el dermatólogo, la ingesta de antioxidantes debe ser una práctica básica y constante para mantener la salud de la piel y quizá éste podría ser uno de los mejores consejos de belleza que debemos poner en práctica.

La efectividad de los antioxidantes depende de la constancia en su consumo, pues de nada sirve si se hace de forma esporádica.

Protección. Sin duda, los rayos del sol son una de las principales causas de envejecimiento prematuro, por ello es indispensable proteger la piel a través de protectores solares. Lo recomendable es utilizarlos a diario e incluso durante los días nublados.

El daño que el sol causa en la piel es acumulativo e irreversible, por lo cual no está por demás utilizar gorras o sombreros, lentes, sobrillas y prendas de vestir que cubran escote, brazos y piernas.

Para combatir la piel grasa, una o dos veces a la semana aplica mascarillas que ayuden a balancear tu piel, además te ayudarán a destapar los poros.

Alimentación. Evita el consumo de azúcar y carbohidratos procesados, ya que su ingesta está relacionada con la acumulación de grasa en el rostro. Una dieta balanceada y agua ayudan a una piel radiante.

Humectación. No creas que porque tu piel es grasa no requiere de humectación, aplica una ligera capa en las zonas que brillan más y pon especial atención en aquellos lugares que son más secos.

Nota relacionada: 5 alimentos para lucir más joven, aquí.

Fuente: Veintitantos 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba