Belleza

¡Di adiós a esos poros abiertos!

Aprende cómo decir adiós los poros abiertos que proliferan en tu rostro y lograr así una piel de porcelana.

Si alguna vez te has mirado detenidamente la piel del rostro en un espejo de aumento, sabes de qué te estamos hablando. Es imposible dejar de ver unos enormes cráteres que parecen abrirse hacia el infinito en cada uno de tus poros. ¿Qué los causa?La respuesta no es muy alentadora, pues no depende de nosotras ni de nada que hagamos.

Resulta que la piel por naturaleza tiene glándulas sebáceaslos y los poros abiertos son los conductos de salida de estas glándulas. El tamaño de ellos depende de variables como edad, género, herencia y hasta desniveles hormonales. Entonces, ya que la culpable es la naturaleza, ¿no podemos hacer nada para decir adiós a nuestros poros abiertos?

Afortunadamente sí podemos. Sigue estos tips y pronto podrás decirle adiós a esos enormes cráteres en tu piel:

1. Lava tu rostro correctamente. Pero no con cualquier jabón; el dermatólogo Adam Geyer recomienda utilizar uno a base de carbón vegetal, que es el mejor para atrapar el sebo y extraerlo de la piel.

2. No te pases con las exfoliaciones: A veces nos exfoliamos demasiado la piel y terminamos maltratándola con nocivos productos químicos, por eso el el dermatólogo Carlos Charles recomienda en Cosmopolitan (en su edición anglo) exfoliar nuestro rostro con aspirina, máximo 3 veces por semana.

3. Tonifica tu rostro: “¿Cómo?”, pensarás. No tienes que ponerte a hacer ejercicios para tonificar tu cara, pues la flacidez de la que estamos hablando se manifiesta a nivel celular, por lo que tienes que tratarla con tónicos, como el extracto de levadura recomendado por el doctor Geyer en Cosmopolitan o el agua de arroz, recomendado por nuestras abuelas.

4. Cuídate del sol: El Dr. Charles dice en la publicación citada que un buen bloqueador solar de uso diario puede prevenir el daño de la piel estructural antes de que suceda.

¿Y mientras tanto qué? Bueno, pues cúbrelos con un buen maquillaje que sea algo reflectivo, es decir, consigue una base que sea nacarada pero sin grasa, así tendrás una apariencia saludable mientras se hacen visibles los efectos de tus cuidados.

¿Te gustaron estos tips? ¡Compártelos con tus amigas en tus redes!

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba