Belleza

Quema calorías durante el sexo

a dieta del sexo te asegura que al llegar al orgasmo se pueden eliminar hasta 127 calorías, 500 si se practica en la ducha y, unas 60 calorías al darse un apasionado beso. Mira qué más puedes hacer.

Al igual que cualquier otra actividad física, las relaciones sexuales representan un gasto energético para el cuerpo y durante el acto amoroso se queman calorías. Debido a ello y a que en los momentos de placer el cerebro segrega una sustancia que calman las ansias de comer, el sexo también ayuda a perder peso.

parejadivierte

Para avalar la idea de que haciendo el amor se adelgaza, el experto recurre a unas investigaciones realizadas “por él mismo” según las cuales desvestir a la pareja con su aprobación consume 12 calorías y hacerlo sin su consentimiento supone 187 calorías.

Por su parte si una mujer se inserta un diafragma teniendo experiencia previa, gasta 6 calorías, y si carece de ella el proceso le supone un gasto de 73 calorías, en tanto que los orgasmos femeninos queman 27 calorías si son reales y 160 calorías si son fingidos, y pueden alcanzar las 60 calorías si ella “vio las estrellas” o incluso 120 calorías si “se pegó contra el techo…”.

Más allá de las ocurrencias de este irreverente escritor, que obviamente hay que tomar con humor, ¿qué afirman las investigaciones científicas y los expertos en sexología respecto de la sorprende afirmación de que el sexo adelgaza?

beso

LA DIETA DEL SEXO

La sexóloga española Carmen Vijande, ha defendido desde las pantallas de televisión, un revolucionario método de adelgazamiento natural y poco esforzado: “la dieta del sexo”.

Para mantenerse en forma, y en lugar de recurrir a los tediosos aparatos y pesas del gimnasio, la experta ha propuesto una manera más placentera de perder unos kilos, ya que al llegar al orgasmo se pueden eliminar hasta 127 calorías, 500 si se practica en la ducha y, unas 60 calorías al darse un apasionado beso.

parejaducha
Aunque según la sexóloga la pérdida de peso depende en gran medida de la postura que se adopte durante el coito, por lo cual no estaría de más repasar el milenario pero vigente Kamasutra.

Según sus partidarios “la dieta del sexo” tiene dos ventajas: una pareja puede practicarla tanto tiempo como quieran -hasta que el cuerpo aguante- y no sólo es un régimen perfecto para quemar calorías, sino un ejercicio completo para todo el organismo.

Aunque hay que tener en cuenta que sus efectos dependen de distintas variables importantes, como la duración de la relación sexual, las posturas que se adoptan, los movimientos que se efectúen, y la intensidad de los encuentros amorosos.

Los médicos afirman que en efecto, los movimientos pélvicos, la aceleración de los latidos cardiacos, la dilatación de los vasos sanguíneos de las zonas genitales erógenas, la aceleración de la respiración, las contracciones y espasmos musculares, y por último el orgasmo, suponen un gasto de energía, similar al de cualquier ejercicio físico.

Con la ciencia en la mano y dejando de lado las humoradas de Smith, se calcula que durante una relación sexual de 20 minutos se consumen aproximadamente unas 150 calorías, un gasto calórico similar al que producen andar o subir y bajar unas escaleras.

Nota relacionada: Dormir, un gran truco para adelgazar, aquí.

Fuente: Informe 21

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar