Belleza

Tratamientos caseros con limón

El zumo de esta fruta contiene múltiples propiedades beneficiosas para el organismo que lo convierten en un potente cosmético natural.

Un refrán optimista apunta que si la vida te da limones, hagas limonada, y ahora se podría añadir que también cosméticos. Más allá de la cocina, este cítrico está compuesto de tantos agentes beneficiosos para el cuerpo que resulta un aliado indispensable para la belleza. Su zumo es rico en vitamina C, minerales, aceites esenciales y flavonoides -unos componentes vegetales- y la suma de todo ello lo convierten en un potente cosmético natural. Estos son sus 7 usos posibles:

1. Uñas: El limón tiene propiedades que blanquean las uñas en tanto que actúa como un disolvente de toxinas, como las que causan el tabaco o el uso de esmaltes de mala calidad. Así lo detalla Cristina Vigo, propietaria del salón de belleza Boris y Saky, a la revista S Moda, señalando que la Vitamina C de su jugo blanquea uñas y piel de las manos.

2. Cabello: Aplicar el zumo de este cítrico moderadamente al cabello es idóneo para reducir la grasa capilar. Al ser rico en vitaminas de los grupos B, C y A, considerados hidroáxidos, eliminan el exceso de sebo. El jugo produce una quemadura ácida parecida a la de los productos químicos y limpia el pelo. Los expertos apuntan que para optimizar el resultado, el cabello debe ser mejor rubio y muy graso.

3. Manchas: Del mismo modo que blanquea las uñas, el limón también tiene el poder de eliminar las manchas de la piel, o como mínimo difuminarlas. Esto es debido a la vitamina C, que actúa como antioxidante en el tratamiento de la hiperpigmentación de la dermis y, además, activa la producción de colágeno.

4. Acné: El limón es rico en ácido acórbico, un componente óptimo para reducir la oxidación del sebo y, en consecuencia, la formación de puntos negros. Varios estudios también apuntan que tiene efectos para combatir la bacteria de provoca la aparición del acné. Lo ideal es aplicarlo delicadamente sobre el rostro.

5. Piel: Para obtener una dermis lisa y libre de impurezas, los expertos recomiendan mezclar el zumo de un limón con sal y aceite de oliva para obtener un potente exfoliante natural. Sus efectos antioxidantes y su capacidad para eliminar los puntos negros hacen de este zumo un ingrediente esencial para usar en los peelings.

6. Axilas: El limón actúa como desodorante y únicamente se debe aplicar sobre la piel para obtener los resultados. El mal olor deriva de la oxidación del sebo que segregan las glándulas ecrinas y, como ya se ha comentado, el poder antioxidante de la Vitamina C del limón es idóneo para ello.

7. Labios: Aunque suene curioso, el limón tiene efectos antiinflamatorios. Por ello, es idóneo aplicar un poco de su jugo sobre los labios irritados para mejorar los síntomas. Se debe aplicar con cuidado, ya que en grandes cantidades puede provocar el efecto contrario.

Tomado de LaVanguardia

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba