Bienestar

4 historias que demuestran que nunca es tarde si la dicha es buena

El refrán “Nunca es tarde si la dicha es buena” hace alusión a que la felicidad siempre puede encontrarse a la vuelta de la equina, siempre es bienvenida y por es por ello que tenemos que perseguir nuestros objetivos en la vida sea cuando sea.

Te contamos aquí algunas emocionantes historias de superación personal que demuestran que nunca debemos cerrarle la puerta a nuestros sueños.

Estudiante de 78 años de edad

El mexicano septuagenario Luis Raúl Silveira Silveira, de 78 años de edad, es el estudiante con mayor edad del sistema de educación mexicano. Luis Raúl, que es padre de 11 niños y tienes más de 20 nietos, cursaba hace dos años el primer grado de la preparatoria abierta en de Sanahcat. “No hay que quedarse estancados. En mi caso me gusta hacer algo de provecho cada día. Nada es imposible”, decía antes a las cámaras don Luis Raúl.

https://www.youtube.com/watch?v=rAMjOdIwnIo

Ver Video

Escritora a los 91 años

Y si ese ejemplo es espectacular, este otro del año pasado no se queda atrás. Los niños de la planta de Pediatría del Hospital General de Elche tenían en sus manos 35 nuevos cuentos firmados por Benita Martín, paciente del centro, que con 91 años hacía tan sólo dos que aprendió a leer y escribir. Su afán de superación y ganas de aprender hicieron posible que en tan sólo 24 meses, Benita escribiera más de una treintena de cuentos, sus memorias, un libro, dos novelas y ahora esté redactando un refranero español.

El mejor atleta veterano se codea con los mejores

En febrero de este año el excepcional atleta Kim Collins consiguió algo prodigioso. Con casi 39 años, consiguió una marca de 6.48 en los 60 metros, la mejor de su vida. Con esa marca los atletas suelen ganar la prueba de indoor de 60 metros planos y sólo una vez en los últimos años alguien hizo una marca menor para llevarse el título. El mismo atleta tiene el récord de la mejor marca conseguida en 100 metros con mayor edad siendo los 9,96 segundos conseguidos el año pasado la mejor marca conseguida por un ser humano cercano a los 40 años.

La pintora colombiana que superó todas las adversidades

Como la historia de superación de la pintora colombiana Zuli Sanguino que recogen en la televisión peruana quizás no haya ninguna. Golpeada por la vida, una y otra vez, su actitud encomiable y el apoyo de su familia le sirvió para situarse como una reconocida pintora y gran motivadora emocional. Nació con una enfermedad que impidió el desarrollo de sus extremidades, su padre se suicidó y fue violada con tan solo 7 años. Nada de eso pudo frenar sus ganas de vivir. “Me volví autosuficiente con la ayuda de mi mamá”. La mamá de Zuli dijo en declaraciones a la televisión: “Pasamos grandes cosas duras, pero fue la forma de descubrir los talentos, las capacidades y todo lo que pudo hacer mi hija Zuli.”

Ver Video

¿Y tú? ¿Qué otras historias de superación conoces

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba