Bienestar

5 razones por las que no bajas de peso

La eterna pregunta, ¿por qué no bajo de peso?, tiene al fin respuesta y es que aparte de nuestro metabolismo existen otros factores que no nos permiten bajar, incluso cuando creemos que todo lo hacemos al pie de la letra.

Quizá te ha pasado que a pesar de que llevas una dieta saludable y tratas de apegarte a ella, haces ejercicio y limitas los antojos, no consigues bajar los kilos que quieres bajar. Si es así, entonces podrías estar haciendo algo mal, pues existen algunos factores causantes que ni siquiera te imaginas, ¡toma nota!

1. Dormir poco

insomnio

Tal vez no sabías que dormir poco hace que ganes peso, es decir, que si duermes menos de siete horas por la noche entonces la producción de grelina -la hormona del hambre- estaría incrementando, lo que provocaría que tengas antojos de comida como hamburguesas, pizza, papas fritas, etc., que te harán sentir sin energía. Así que debes procurar dormir mucho mejor y más.

2. Estrés

Claro que el estrés es uno de los principales factores que impedirían que bajes de peso. Debes aprender a relajarte en tu vida laboral y personal, ya que si no lo haces podrás tener ataques de hambre y consumir alimentos con azúcar y muchos carbohidratos. Una de las actividades que pueden ayudarte a reducir el estrés es el ejercicio; trata con el running o yoga. También prueba cosas relajantes como un baño caliente, o algo más divertido como una salida con tus amigos.

3. El mismo entrenamiento

entrenamiento

La variedad no sólo es importante en la dieta, también lo es en el ejercicio. Debes procurar cambiar de rutina, no hacer siempre la misma sino te estancarás y dejarás de tener un progreso.

4. Alcohol y bebidas azucaradas

licor

Vas a una fiesta y hay barra libre, entonces te dices a ti misma “una copa no hace daño”, pero en efecto lo hace. Debes saber que un gramo de alcohol contiene casi tantas calorías como un gramo de grasa, es decir 9 calorías por cada gramo. Asimismo, los zumos de frutas, refrescos y batidos contienen altas cantidades de fructosa y no deberías optar por ellas para saciar tu sed.

5. Comer demasiado después de entrenar

Ciertamente, después de hacer ejercicio, es normal que te dé hambre, pero debes procurar no comer de más, y sobre todo cosas que no son sanas. Saca provecho del ejercicio y no vuelvas a ganar las calorías que ya quemaste.

Tomado de Veintitantos 

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar