Bienestar

¿Cómo retomar el ejercicio a los 30 años?

A muchas de nosotras nos preocupa llegar a esta edad, porque creemos que no somos capaces de recuperar nuestro estado físico, también que el atractivo se va opacando con paso del tiempo, pero siempre hay una opción.

Cuando llegas a esta edad te sientes mejor que nunca. Incluso no entiendes cómo te podía preocupar tanto lo que pensaban tus compañeros de trabajo, cómo vestirte en las cenas familiares o lo mal que te miraba tu vecina. Pero no solo has conseguido coger las riendas de tu mente, también tienes dominado tu cuerpo: “A los 30 años las capacidades intelectuales y físicas están en su punto más álgido, ¡por no hablar del potente autoconocimiento que se tiene!”, explica el entrenador personal Fito Florensa, director técnico de KOA Center.

ejercicio1

Dicho esto, te avisamos de que a partir de este momento tu metabolismo irá disminuyendo revoluciones pero, entre nosotras, esta decadencia está más relacionada con la cantidad de masa muscular que con la edad, por lo tanto, puedes llegar a revertir la situación con ejercicio.

La lista de disciplinas que recomienda nuestro experto va desde actividades al aire libre –como el running y el triatlón– a métodos interválicos de alta intensidad –como el HIIT o el Tabata–, pasando por deportes más explosivos, como el voleibol o el tenis.

“Elige la que más te guste, disfruta y canaliza el estrés. ¡Incluso puedes experimentar cierto riesgo! Estás preparada para todo”, añade. Eso sí, sentido común y paciencia ante todo, no te creas una Muguruza si la última vez que corriste fue haciendo el test de Cooper en el cole.

ejercicio2

“Ten en cuenta que el sedentarismo puede haberte pasado factura, quizás tienes más grasa de la que deberías, sufres acortamientos musculares y articulares o tu corazón está poco entrenado. Así que evalúa tu punto de partida antes de correr riesgos”, recomienda Florensa.

Además, si te has estrenado como madre (las españolas lo hacen a la edad media de 31 años, según el Instituto Nacional de Estadística), deberás adaptar tus sesiones de deporte, pero nunca aparcarlas (a no ser que sea una recomendación médica). Sí, ya lo sabemos, no tienes tiempo ni para prepararte el sándwich que te vas a comer de pie y a toda velocidad, pero debes esforzarte en encontrar el hueco para mimarte.

Tomado de Womenshealth

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba