Bienestar

Crianza positiva: Amor y firmeza, libertad y límites

La crianza positiva es una opción intermedia entre la educación autoritaria y hasta tiránica que recibieron nuestros padres y abuelos, y el estilo excesivamente permisivo que han asumido los padres más jóvenes. En este artículo te explicamos de qué se trata y cómo ponerla en práctica.

La crianza positiva es elegir el camino del medio

Si te preocupas por ser una buena madre de seguro te has sentado a pensar cómo educar a tu hijos, ¿quieres ser una figura autoritaria e incuestionable o su mejor amiga? ¿Quieres ser la “bruja” del cuento o más bien la adorable madre de Dumbo?

 

En la crianza positiva debes aplicar el dicho de nuestras abuelas: ¡ni tanto que queme al santo ni poco que no lo alumbre! Puedes enseñarles a ser disciplinados sin castigarlos; darles mucho amor sin dejar de ejercer tu autoridad; dejarlos ser libres, pero establecer límites.

Algunos consejos para empezar con la crianza positiva

  • Puedes ejercer tu autoridad tranquilamente, sin gritar ni alterarte demasiado; si haces esto último, estarás criando hijos miedosos y sumisos, o reactivos y agresivos.

 

  • Haz una lista de las actitudes que quieres promover en tus hijos de acuerdo a su edad y capacidades. Si les exiges mucho los convertirás en neuróticos, si eres muy laxa los volverás unos buenos para nada.

 

  • No seas arbitraria, no impongas tus puntos de vista, explícales siempre el porqué de tus decisiones y lo más importante: ¡nunca, pero nunca los golpees! 

¿Se te ocurren más ideas para una crianza positiva? Déjalas en lo comentarios y comparte este artículo en tus redes sociales.

vibra también con: Estilos de crianza que no conocías pero son muy útiles

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar