Bienestar

Hablar con extraños es… ¿Bueno?

“No hables con extraños”, decían nuestras madres… Un nuevo estudio contradice este sabio consejo.

Según un estudio, el hecho de hablar con desconocidos te hace más feliz. Los autores, Nicholas Epley y Juliana Shroeder, sabían que investigaciones anteriores habían revelado que la interacción social da a nuestros niveles de felicidad un gran impulso, todos esos estudios se habían centrado principalmente en las conexiones existentes que las personas ya tenían: los vínculos entre los miembros de la familia, amigos y seres queridos. Epley y Shroeder tenían curiosidad sobre si estos beneficios eran ciertos para interacciones con completos extraños.

¿Cómo fue el experimento? Epley y Shroeder asignaron a un grupo de pasajeros autobuses y trenes en el área de Chicago, a uno de los tres grupos se le pidió buscar una conexión con un desconocido durante su viaje; al otro se le pidió quedarse desconectado de los demás como si nadie lo rodeara y al tercer grupo se les pidió que se comportaran de manera normal.

[Lee también: “Chascos” por el afán de las mañanas]

¿Cuál fue el resultado? Aunque los participantes tenían pronosticado previamente que iban a disfrutar de su viaje más si se quedaban desconectados – que en realidad no sucedió – las personas a las que se les pidió entablar una conversación, reportaron que realmente disfrutaron de su viaje mucho más que aquellos que no lo hicieron.

Aquí está lo interesante: Siempre nos quedamos en silencio durante el camino a nuestros trabajos, por lo que saboteamos el hecho de hablar con alguien por temor a que nos aburran o nos molesten:

Los viajeros dijeron que en general estaban dispuestos a hablar, pero pensaron que la persona que iba al lado de ellos, no estaría dispuesto a hablar. Ahora bien, si la mayoría de la gente está dispuesta a hablar, pero todo el mundo cree que otros no están dispuestos a hablar, nadie va a iniciar una conversación… El reto es simplemente obtener una conversación porque una vez que se rompe el hielo, el resto resulta ser fácil.

Recuerda tener siempre presente tu seguridad, no dar datos confidenciales ni aceptar invitaciones sospechosas. Procura mantener una charla superficial, pues Bogotá es, por desgracia, una ciudad muy peligrosa.

¿Aceptas el reto?

Con información de sdpnoticias

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar