Bienestar

¿Me estoy quedando calva? Reconoce los signos de la alopecia

A veces vemos muchos pelitos en el cepillo y creemos que por eso nos quedaremos calvas, pero existen unas señales claras y reconocibles.

Si eres de las que cada mañana cuentas los pelos que quedan en la almohada, lloras cuando te bañas y descubres que en el sifón hay más pelos que en tu cabeza y evitas peinarte duro porque sientes que la peinilla te rastrilla el cuero cabelludo… No te preocupes, no estás loca: las mujeres también pueden quedarse calvas y es algo más común de lo que piensas.

Y es obvio que te preocupes, pues para nosotras es mucho más grave quedarnos sin pelo que para ellos. De hecho, la jefa de sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Aurora Guerra, explicó a Infosalus que “la alopecia tiene una repercusión psicológica negativa cuando afecta a las mujeres, ya que más del 80 % presenta distintos grados de ansiedad y hasta un 66 % tiene signos de depresión”.

Pero, ¿cómo saber si realmente te estás quedando calva? Deja de contar los pelos en el lavamanos, pues es normal que se caiga, lo preocupante es cuando no crece nuevo pelo, mejor dicho, la tasa de crecimiento debe suplir la de caída. Para saber a ciencia cierta si estás en peligro de padecer alopecia, existen algunos signos que puedes identificar fácilmente con solo mirarte al espejo, según publica el diario venezolano El Nacional:

  • Adelgazamiento difuso del pelo en la zona de la corona o coronilla, preservándose la línea de implantación del cuero cabelludo de la frente. La popular “desentejada”.
  • Ensanchamiento de la parte central del cuero cabelludo con retroceso de la línea de implantación frontal, es decir, si te notas más ancha la línea central que divide al pelo, conocida popularmente como “carrera”.
  • Retroceso de la línea de implantación del pelo en la zona de las sienes, ¡las famosas entradas!

calvicie

Ojo, si reconoces alguno de estos signos, no dudes en pedir una cita con tu dermatólogo, ojalá que también sea tricólogo, que son los especialistas en pelo. Es importante que sepas que la alopecia femenina tiene orígenes distintos que la masculina, pues puede deberse a desequilibrios hormonales, embarazo, menopausia y hasta estrés.

Resulta que después del periodo de embarazo es normal que haya una leve ausencia de cabello durante los primeros 3 o 4 meses. “Cuando esto persiste luego de que la mujer regrese a sus niveles normales de hormonas, se puede hablar de una pérdida del equilibrio de iones a nivel del folículo piloso inducida por el arrastre que genera la gran pérdida de sangre que una mujer tiene en el momento del parto”, explicó a RCN el tricólogo Jhon Harvey Gaviria. Si al mes de haber tenido a tu bebé sigues sin pelo, ¡pilas!

Recuerda contarle a tu médico todas las circunstancias que rodean tu pérdida capilar para que él pueda hacer un diagnóstico más certero y el tratamiento te sirva de verdad. Antes de ir, haz una lista que incluya cosas como si has estado expuesta a mucho estrés, o si acabas de tener un bebé, si tienes problemas hormonales, o incluso si has variado drásticamente tu dieta.

¿Alguna vez has pensado que te estás quedando calva? ¡Cuéntanos!

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba