Bienestar

¡Ojo con permanecer tanto de pie!

El estar de pie es una postura humana natural y por si misma no representa ningún riesgo particular para la salud. Sin embargo, trabajar de pie de manera regular puede provocar dolor en los pies, hinchazón de las piernas, venas varicosas, fatiga muscular general, dolor en la parte baja de la espalda, rigidez en el cuello y los hombros y otros problemas de salud.

Existen quejas comunes entre los vendedores, operadores de máquinas, trabajadores de línea de ensamblaje y otros cuyos trabajos requieren permanecer de pie períodos prolongados.

Qué sucede cuando estamos muchas horas de pie

Por lo general, esto sucede cuando trabajamos en actividades que requieren permanecer de pie durante muchas horas; lamentablemente los efectos no se hacen esperar y se manifiestan a través de síntomas como:

*Los pies o piernas duelen o se hinchan

*Aparecen los juanetes

*Se produce fascitis plantar; estos es una hinchazón que aparece en la zona del arco del pie y llega hasta los dedos

*Surge la tendinitis o tendón de Aquiles

*Salen varices

*Dolores o afecciones de rodillas o artritis

*La mala postura, dolor lumbar y problemas cervicales no tardan en hacerse presentes

*Dolores musculares

*Problemas circulatorios

trabajar-de-pie

Consecuencias de permanecer de pie mucho tiempo

1. Al permanecer mucho tiempo de pie los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones se entumecen y la rigidez ocasionada lleva a diferentes afecciones, entre ellas la artritis y posibles lesiones.

2. Otra consecuencia de permanecer de pie mucho tiempo es que la circulación sanguínea se ve enlentecida, el retorno de sangre al corazón es deficiente, y entonces las venas y los músculos sufren una inflamación que produce dolor.

3. El sufrimiento de los pies es inevitable, ya que son el apoyo de todo nuestro cuerpo y dependiendo del calzado que se utilice pueden aparecer juanetes u otro tipo de problemas. Por eso, a la hora de usar zapatos con tacones, estos no deben superar los 5 centímetros.

4. Dolores lumbares y de columna son inevitables, ya que el cuerpo adopta posturas que no son cómodas ni naturales, por lo que los dolores e inflamación en la cintura y lo problemas de columna que acaban incidiendo en las cervicales también son comunes luego de estar muchas horas de pie.

5. Los dolores de rodillas se vuelven insoportables, luego de que la situación se repita durante horas a lo largo de muchos días de forma continua. También pueden presentarse calambres.

Fuente: Imujer

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba