Bienestar

Padres dejan que sus bebés duerman en la calle

¿Dejarías a tu bebé en la calle con temperaturas bajo cero? Mira por qué cientos de padres tienen esta extraña costumbre…

Sea verano o pleno invierno con un frío que pela, los padres nórdicos tienen una curiosa costumbre: dejan a sus bebés en los cochecitos en la puerta de tiendas y bares mientras ellos hacen compras, comen o cenan dentro. Es frecuente ir andando por las calles de países como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega o Suecia, y encontrarse una fila de carritos con bebés dentro durmiendo la siesta, a veces a temperaturas bajo cero. Es lo que se conoce como siesta nórdica.

pinguinobb 

Aquí no nos hacemos una idea del frío que puede llegar a hacer en esos países. Los inviernos son muy crudos, pueden llegar a haber días de -10 o -15 grados, incluso con nieve, y aún así, ni siquiera en los meses más gélidos abandonan esta costumbre. Para ellos, es parte de su rutina diaria. Y lo hacen convencidos de que es beneficioso para sus bebés.

BebesCochecitosInt 

Dentro de los cochecitos, los bebés están perfectamente abrigados y protegidos del viento y la lluvia, con su edredón y su capota cerrada. Allí quedan bien recogidos y sus padres aseguran que duermen la siesta durante más tiempo que si estuvieran en un ambiente cerrado. Al parecer, esa es la clave. A pesar de que la temperatura ambiente sea muy baja, es muy importante que los niños lleven ropa cálida y una bolsa de dormir abrigada.

Los niños se enferman menos

¿No les hace mal a los bebés? ¿No se enferman? Los padres nórdicos tienen claro que no. De hecho, lo hacen para evitar enfermedades. Se supone que los niños expuestos al aire libre tienen menor riesgo de contagio de infecciones frecuentes como tos y resfriados que si compartieran una habitación con otros bebés. La cultura de sacar a los niños al aire libre no es nueva. Esto se viene haciendo durante años como parte de su vida cotidiana. En guarderías y colegios también es frecuente que los niños realicen la mayor parte de las actividades al aire libre y sólo entren a la hora de comer o si fuera hace demasiado frío. 

Para tenerlos controlados, los padres colocan un vigilabebé con monitor dentro del cochecito y por lo general están siempre muy cerca de la ventana desde donde los vigilan. Hay que tener en cuenta además que los secuestros en los países nórdicos son extremadamente raros, por no decir inexsistentes. A nadie se le ocurriría llevarse un cochecito con un bebé ajeno, y de hacerlo, sólo sería por error.

Duermen más tiempo

Marjo Tourula, investigadora finlandesa especializada en las siestas de los niños al aire libre, ha hecho una encuesta a los padres, quienes aseguran:

“Los bebés claramente durmieron más estando afuera que adentro. Si las siestas bajo techo duraban entre una y dos horas, afuera duraban entre una hora y media y tres. Probablemente la restricción de movimientos causada por el ropaje podría incrementar la duración de la siesta, mientras que un ambiente frío hace posible envolverlo sin sobrecalentarlo”, señala.

vibra también con: Razones para NO separar al bebé de su mami al nacer

¿Qué opinas? ¿Serías capaz de hacer lo mismo que estos padres, que dejan que sus bebés duerman en la calle? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota

Tomado de: Bebesymas.com/LOLA ROVATI

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar