Bienestar

Posiciones del Kamasutra que te harán adelgazar

Si quieres adelgazar pero no te gusta ir al gimnasio y además odias practicar cualquier ejercicio, tenemos una solución, te va a gustar porque, ¡a [email protected] nos gusta hacer esto!

El Kamasutra nos da muchas opciones porque como sabes, para practicar algunas de las posiciones que están allí se requiere más esfuerzo físico que otras.

La ciencia calcula que durante una relación sexual de 20 minutos se consumen aproximadamente 500 calorías. Y en una intensa, como las que te vamos a proponer, la cifra puede hasta doblarse.

Toma nota y aprovecha porque este fin de semana las podrías practicar.

1) La silla

lasilla

Cómo hacerlo: él se sienta en la silla y ella, a horcajadas sobre él, mirando de frente o dándole la espalda. Esta postura le da a ella libertad total de movimiento, y acceso total a su clítoris y pezones, que pueden (y deben) ser estimulados por ella misma o por la pareja.

Por qué es un buen entrenamiento: dependiendo de lo alta sea la silla, puedes sentir el trabajo en tus piernas y trasero.

Vale la pena por la intimidad y la penetración profunda.

2) Cowgirl inversa

Cómo hacerlo: él se tumba boca arriba y ella se pone en sentido contrario. La mujer debe encontrar el equilibrio adecuado entre inclinarse hacia delante y hacia atrás, siempre asegurándose de que su pareja está cómoda.

Por qué es un buen entrenamiento: esta posición es sobre todo buena para ella, ya que trabaja brazos, glúteos y abdominales, y él esta última parte del cuerpo.

3) De pie

pie

Cómo hacerlo: con cuidado, ella debe abrir las piernas y lentamente bajar hasta colocarse en un ángulo de 90 grados. El compañero debe penetrar por la espalda, siempre moviéndose con cuidado. Puede ser sexo anal o vaginal, a gusto del consumidor.

Por qué es buen entrenamiento: si puedes hacer esto por un largo período de tiempo, será más efectivo que una clase de spinning. Asegurado.

4) El cangrejo

cangrejo

Cómo hacerlo: como vemos, ambos se ponen en posición de ‘cangrejo’ y se mueven hacia arriba y abajo.

Por qué es un buen entrenamiento: brazos, abdominales, piernas, glúteos… Esta postura es tan excitante como tonificante. Para llevarla a cabo se necesita mucha flexibilidad, ya que uno está sosteniendo su propio peso en sus brazos.

5) La profunda

 profindidad

Cómo hacerlo: partiendo de la posición de misionero, ella levanta las piernas hasta situarlas sobre los hombros de él. Si ella no tiene mucha flexibilidad, puede subir únicamente una pierna.

Por qué es un buen entrenamiento: esta es otra que pone a prueba tu flexibilidad, pero hay tanta profundidad de penetración que no te molestará cansarte o sudar de más, ya lo verás.

Tomado de Informe 21 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba