Bienestar

¿Sufres de síndrome del “trasero dormido”?

Te contamos los peligros de sufrir de este síndrome y cómo combatirlo para despertar tu trasero de una vez por todas.

 

En un mundo cada vez más digitalizado, utilizamos más los músculos de los ojos y de los dedos que los del trasero, ¡el músculo más grande del cuerpo! Permanecer sentados más de ocho horas al día durante cinco días (y acostados los fines de semana) hace que nuestro trasero se quede dormido, en cuanto a su actividad muscular, y se relaje, volviéndose fofo.

Tener las nalgas débiles puede causarte daño. Se supone que el trasero es el soporte del cuerpo y amortigua el impacto durante el ejercicio. Estar demasiado tiempo sentado o dormir en posición fetal puede afectarte. Lo malo, es supercomún. Lo bueno, puedes evitarlo.

vibra también con: ¿Quieres trasero de acero? Haz esto…

Mira al inicio de esta nota un video muy corto en el que te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el “síndrome del trasero dormido”. Míralo y compártelo en tus redes, tus amigas y familiares te lo agradecerán con un “Me gusta”.

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar