Curiosidades

Así como se ganó la lotería también la perdió

Adrian es un hombre al que la suerte del dinero de sonrió, pero la suerte del amor le dio la espalda, el señor creyó que por ser millonario podía conseguir a una mujer mucho más joven que su esposa, igual de fiel y de buena.

Ver Video

En 2012, Adrian y su esposa Gillian Bayford ganaron aproximadamente 186 millones de dólares en la lotería de Reino Unido, y aunque en principio la pareja lucía como unida y feliz; 15 meses después se divorciaron y su fortuna fue dividida en partes iguales.

Por falta de amor, o de su deseo de ser joven, el hombre se enamoró de Samantha, una joven 17 años menor.

samantha

Pese a gastar varios millones de dólares en los “caprichos” de su nueva conquista, el destino le tenía preparada una dolorosa sorpresa.

En diciembre de 2016 y tras volver de su viaje a Escocia, en donde se viven sus hijos, Adrian descubrió que aquella mujer 17 años menor había huido de casa, pero no sola.

Resulta que Samantha no huyó con las manos vacías… se llevó millones de dólares, 30 caballos pura sangre cuyo valor es superior a los 380 mil dólares, un automóvil valuado en 75 mil dólares y dos perros.

Aunque la historia de Adrian Bayford le dio la vuelta al mundo, por el momento se desconocen las acciones legales del millonario estafado; así como el paradero de Samantha.

¿Conoces una historia igual? Compártela con nosotros aquí.

Tomado de TV Notas

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba