Curiosidades

Buscan a los padres biológicos

Tiene cuatro años, ojos verdes y dos trenzas de cabello casi platinado. Lleva por nombre María, aunque los medios de comunicación europeos, que comenzaron a contar su historia este fin de semana, la apodaron el “Ángel Rubio“.

Se trata de una niña hallada en un asentamiento de gitanos en el centro de Grecia, cerca de la ciudad de Farsala, durante una redada policial.

Después de que pruebas de ADN determinaran que no está biológicamente relacionada con el hombre y la mujer que dicen ser sus padres, las autoridades sospechan que la menor pudo haber sido secuestrada.

La policía de Grecia presentó por primera vez las fotos de la pareja a la que este 21 de octubre se acusó formalmente de raptar a la niña y quienes han sido puesto bajo detención preventiva.

Mientras tanto, se ha puesto en marcha un esfuerzo internacional para tratar de dar con los padres biológicos de la menor.

La policía considera varios escenarios en el caso de María, desde el tráfico de menores de edad hasta simple caridad.

Los acusados con Christos Salis, de 39 años y una mujer de 40 años que responde a los nombres de Eleftheria Dimopoulou y Selini Sali.

La pareja, de origen gitano, asegura que la niña les fue entregada de modo legítimo por una madre que no podía cuidar de ella.

parejaangel

“Nuestros clientes reclaman que nunca se han apropiado de esta niña, la han adoptado de una manera irregular que están dispuestos a confesar”, detalló el representante legal del matrimonio, Kostas Katsavos.

El abogado añadió que han lanzado una investigación privada por la que esperan ayudar a dar con la madre biológica que, según dicen, reside en Bulgaria y habría entregado a la recién nacida en 2009 a través de un tercero.

Nota relacionada: Situación de pobreza de las mujeres no mejora.

Fuente: Semana

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba