Curiosidades

Cosas que las mujeres odian del mundial

Aunque en esta década ya existan demasiadas mujeres que practican fútbol, aún siguen existiendo cosas molestas en un mundial de fútbol.

Tema de conversación. Puede que tu pareja evite hablar de fútbol cuando conversa contigo, pero no podrás impedir que cuando se junte con otro hombre durante el mes del Mundial comente el partido entre dos naciones desconocidas para él hasta ese momento. A lo largo de cuatro semanas el tema obligatorio en cualquier ámbito será el fútbol. Hablará con sus colegas de trabajo, con un vecino en el ascensor, hasta con el cajero del supermercado. A donde vayas, el tema excluyente será el fútbol. Puedes optar por evadirte mentalmente hasta que la conversación concluya, o rendirte y unirte a ella.

Bombardeo de publicidades. El Mundial no solo es un negocio para la FIFA y el país organizador. Las marcas también aprovechan el evento para canalizar ingresos asociando su producto con este deporte. Así, además de aguantar las interminables charlas sobre equipos y jugadores en los programas de televisión, también durante la tandas publicitarias hay que tolerar la temática. Nadie se quiere quedar afuera del fenómeno, así que, mujer, prepárate para apagar el televisor durante un mes si no quieres ser bombardeada por las publicidades inspiradas en el Mundial.

Eternas juntadas en su apartamento o casa. Las mujeres saben que habrá reuniones extraordinarias de hombres en sus casas cuando juegue la selección de su país. Al partido le seguirá una comida acompañada por interminables debates sobre cómo jugó el equipo o intentando encontrar las razones de una posible derrota. Cuando la velada se termine, ya habrá nuevos planes para ver el próximo partido de la selección de fútbol o de cualquier otro equipo con jugadores estrella en sus filas. Cualquiera sea el motivo, mientras dure el Mundial los hombres siempre tendrán excusas para adueñarse de la sala de nuestras casas.

fútball

Espíritu deportivo imitado. La transmisión casi en cadena de todos los partidos del Mundial puede ser contagiosa. Nos referimos a que los hombres ante tantas horas viendo a los jugadores y su destreza física pueden llegar a creer que ellos pueden imitarlos. Así, durante un mes, los varones colmaran las canchas de fútbol o las plazas en un repentino fanatismo por jugar a la pelota. Muchos descubrirán que no están en condiciones físicas de soportar 90 minutos de partido como en la práctica profesional. Por suerte, sólo dura un mes y luego vuelven a la vida sedentaria de meros espectadores de este deporte.

El rol de la mujer. El fútbol es un deporte asociado a lo masculino, pese a que miles de mujeres, y cada vez más, lo practican. Sin embargo, en los medios periodísticos deportivos la mujer apenas tiene un rol y muy raramente es protagónico. De fondo, los hombres tendrán sintonizados en sus televisores programas que debaten el Mundial; mientras ellos escuchan el análisis de un partido, nosotras tendremos que soportar el papel menor y hasta en algunos casos sexista que se le da a la mujer. Qué bueno sería ver más comentadoras de fútbol mujeres en lugar de apariciones menores en televisión siempre vinculadas a su belleza.

mujer

Todos saben de fútbol. El flagelo del hombre director técnico y del hombre jugador de fútbol. Si bien es un mal de cualquier pareja fanática del fútbol durante todo el año, parece intensificarse durante el mes que dura el Mundial. Todos saben de qué se trata dirigir un equipo de fútbol o cómo debería haber pateado el penal tal jugador. Gritos e indicaciones desde el cómodo sofá de nuestra casa como si por arte de magia llegasen a sus respectivos destinatarios a través de la pantalla de televisión. Mujer, toma rosetas de maíz y disfruta del espectáculo patético que brinda tu hombre a los gritos.

todossaben

El mal humor. Es todo risas y algo de gritos mientras dura el partido de fútbol; el panorama empeora si la selección de fútbol de tu pareja u hombre cercano pierde. Si es un verdadero fanático del fútbol tendrás que tolerar su mal humor, sus quejas por el mal rendimiento del equipo o los constantes análisis de las jugadas para intentar encontrar la razón de la derrota. Mejor aléjate de tu pareja hasta que pase la tormenta… o hasta que vuelva a ganar su equipo y se olvide del partido anterior.

El festejo borracho. Ver un partido de fútbol con algo para beber o comer es una obligación para cualquier hombre. Como sociedad acostumbrada a reunirnos en torno a una comida, un encuentro para ver con amigos el partido de la selección no puede prescindir de comida chatarra y alcohol. La emoción del juego puede llevar a varios a excederse con la bebida, y si el equipo gana, es obligación festejar brindando. El resultado final: hombres borrachos, celebrando a los gritos o llorando las penas por una derrota, siempre rodeados de alcohol.

Ignorada. Las mujeres pueden soportar que una vez a la semana, durante 90 minutos, sean ignoradas mientras dure el partido de fútbol, pero ¿cómo lidiar con un mes de Mundial y continuos partidos en la televisión? Si se le busca el lado positivo, tendrán más tiempo para ellas, para hacer todas esas cosas que a los maridos o parejas tanto molestan. Además, es un buen momento para realizarles pedidos que instintivamente responderán que sí con tal de que no molesten mientras se hipnotizan con la televisión y el partido de fútbol.

 ignoradafutbol

Un año de Mundial. No es que las mujeres sean intolerantes. Pueden soportar un mes de Mundial cada cuatro años. El gran problema de su enojo y fastidio radica en que el constante tema de conversación dura meses entre partidos de eliminatorias y armado de equipo. Se intensifica durante el año que se lleva a cabo la competencia y estalla cuando más hartas están: el mes que dura el Mundial. No piden que los hombres corten de raíz todo comentario o actividad vinculada al fútbol, pero sí que puedan equilibrarlo con el tiempo que les dedican. Se lo agradecerán.

fanaticos-del-futbol-horizontal

¿A ti qué cosas te incomodan del fútbol? 

Fuente: eHowenEspañol

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar