Curiosidades

Dura crítica en contra de Shakira

Eva Durán revela detalles de la cantante colombiana en un artículo publicado en el portal de Internet “las2orillas.co” con el nombre de “Las miserias de Shakira”, esta carta fue escrita en el 2013 y hoy lo recordamos como parte de todas las polémicas levantadas en últimos días con el estreno de su video.

Contrario a lo que muchos piensan, Shakira Mebarak, eres una mujer normal y te equivocas. Y no puedo ni por feminismo ni por chouvinismo, defender lo indefendible.

Está bien, no eres normal del todo, como obviar tu sobrenatural talento, belleza y fortuna?. Pero quitando las luces, reflectores y lentejuelas que te rodean, como ser humano, eres totalmente normal, con las sombras, defectos y pecados que todos cargamos.

Naciste hace 36 años de la unión extramatrimonial del sirio libanes vendedor de relojes William Mebarak, con su amante Nidia Ripoll, ya que tu padre estuvo toda la vida sólidamente casado con una mujer de su propio grupo étnico, la colonia sirio libanesa, con la que tuvo ocho hijos, y cuyo nombre nunca ha trascendido a la prensa.

Tu padre se obsesionó desde que tenías tres años con hacerte famosa a como diera lugar ¡Lo hizo todo! literalmente todo, para llevarte a donde estas. Y aunque vivía en su hogar con su esposa y 8 hijos en Barranquilla, y te iba a visitar solamente cada seis meses a Bogotá, les mantenía a tu madre y a ti (quienes vivían en un modesto hotel del centro) y les apoyaba en tu empeño, tan obsesivo como el suyo, triunfar.

Como humana que eres, has mentido en pequeños detalles, has reescrito tu historia, en detalles muy humanos, podríamos llamar, insignificantes, mundanos, como presentar a tu padre, un comerciante barranquillero de ascendencia sirio-libanesa, en el lanzamiento de su libro en Madrid, libro que tu misma editaste y corregiste, como un escritor de ascendencia estadounidense. También presentarte a ti misma ante la prensa española como de ascendencia catalana, o como el presentar a tu madre como de ascendencia francesa.

Es muy humano resentirse con el mundo porque tu mamá fue toda la vida la amante oficial de tu papá. Era, como decimos en la costa caribe, “la querida” “la sucursal”, motivo por el cual fue rechazada socialmente. Tu misma dijiste alguna vez que ese rechazo fue un estímulo para luchar en tus comienzos.

Es humano (y hasta conmovedor) que en su desbordado amor de padre, el tuyo te hiciera ganar a la fuerza el concurso ‘la mejor cola de Colombia 1994′ de la Revista Tv y Novelas, claro, eran otros tiempos, comenzabas apenas, eras despreciada y rechazada por ser “costeña y corroncha”. Y ese concurso de tercera en el que te inscribiste solo para llamar la atención, te lo ganaste porque tu padre hizo comprar todas las existencias de la revista. Porque tienes inteligencia, voz, cara y talento, pero cola.. hummm.. nanay nanay… Que nadie dude jamás lo que ese hombre te quiere.

Es también humano, muy humano, ocultar que tu papá abandonó a su esposa y se fue a vivir con tu mamá solo cuando tú te hiciste famosa y millonaria. Es humano mentir en una entrevista de CNN hablando de la pareja perfecta que son tus padres “deseando conformar una pareja tan estable como esa”, con esto humillabas a la esposa de tu padre, que no tiene la culpa de nada, y que como dama que es, jamás ha salido a la prensa a gritar la verdad.

Es humano, muy humano tener cientos de millones de dólares y abandonar a familiares cercanos, dejándolos morir en la total miseria, como le pasó a Pedro Mebarak, hermano mayor de tu padre, quien falleció hace poco en la pobreza más absoluta e increíble, clamando la ayuda de su hermano. Se sabe en Barranquilla de otros familiares tuyos, muy pobres y necesitados, que al ir a buscar asistencia al apartamento de tu padre, solo reciben un billetico de $20000 que les entrega como limosna el portero del edificio. Sí, ya sabemos que no estas obligada, tu plata es tuya, pero ya que te jactas de ser filantropa, o eso aparece en la prensa, que tu generosidad se inicie con tu propia familia necesitada ¿sería lo lógico cierto?.

Es humano pese a esto, promover obras de caridad millonarias ante la prensa mundial y quedar ante todos como una diosa.

Es muy humano, pese a lo orgullosa que dices estar de tu pasaporte colombiano, establecerte en Bahamas con el claro objetivo de no tributarle impuestos a ningún país.

Es muy humano, pese a tu inmensa fortuna, avaluada en casi mil millones de dólares, sentir que no es suficiente todavía, y ponerle pleito a tus parientes en el Líbano para quitarles la casa familiar.

Es muy humano tener amnesia selectiva, ir abandonando en el camino a los miembros de tu equipo en la medida que ya no te sirven, como hiciste con la manager que te llevó a la fama, y decir a la prensa que no has olvidado tus comienzos, porque hace tanto que eres rica y famosa que tu época de pobreza se ha borrado de tu memoria.

Es humano aburrirte de Antonio De la Rúa, tu pareja de once años, quién fue tu marido, tu manager, tu mejor amigo, tu protector, tu gran amor, la inspiración de tus mejores canciones.

Antonio te manejaba todos los negocios, consiguió para ti los contratos que te hicieron la multimillonaria que eres ahora, dirigió todas tus inversiones financieras. Pero le dejaste de querer y le pusiste los cuernos con Gerard Pique durante el mundial de fútbol de África 2010, justo durante ese mundial cuya participación Antonio ganó para ti, asegurándote un ingreso inmediato de 100 millones de dólares y continuados por 10 años. Literalmente mandaste a la mierda a tu marido, dejándolo en el asfalto. Y no contenta con esto lo insultaste y calumniaste mundialmente llamándole mantenido, luego de que él dedicó once años de su vida en trabajar para ti, construir un imperio en tu nombre y en hacerte feliz.

Es humano que tu nuevo novio, el atlético futbolista doce años menor que tu, te preñe, y en los antojos del embarazo quieras comer carne asada a media noche, pero tus empleados (los mismos que te han criado y te han protegido por 30 años) se niegan porque están muy cansados, y porque por muy Shakira que seas, debes tener consideración y respeto hacia ellos, pero tú tienes las hormonas alborotadas y los botas a la calle, y después los calumnias internacionalmente acusándolos de chantaje y mil horrores más.

Es humano también que tus empleados te demanden y que tras esto les llegasen amenazas vía email, y que la injusticia de la justicia española te permita indemnizarlos con tan sólo 600 euros a cada uno. Sólo 600 euros de liquidación laboral para dos personas que te han servido fielmente por más de 30 años.

Esto ocurre porque te beneficiaron las infames leyes laborales impulsadas por el gobierno de derecha fascista de Mariano Rajoy en España. Pero la prensa te ríe la gracia. Y en este punto de la historia, ya no me parece nada gracioso nada de esto.

Es también humano que los periodistas paparazzis que siguen tu vida, una vida que voluntaria y obsesivamente tú convertiste en pública hasta en sus más pequeños y enfermizos detalles, hayan denunciado la extrema agresividad de tu pareja Gerard Pique en el volante, contigo embarazada a su lado, huyendo de ellos, haciéndoles temer un accidente trágico como el de la princesa Diana.

Pese a todo eso, Antonio de la Rúa se comportó como un auténtico caballero. Jamás habló mal de ti públicamente, ni te sacó los trapos sucios al aire o relató infidencias a la prensa. Ante tus cuernos con Gerard Pique en el mundial del 2010, jamás se desquitó ni buscó venganza, ni quiso cobrarte el descaro con el que te exhibiste públicamente con tu nuevo amor estando aún con él. Se comportó como un hombre decente.

Antonio tan solo está pidiendo ahora, legalmente lo que le corresponde en derecho, está pidiendo justicia, las ganancias que le corresponden de una sociedad comercial que construyeron hombro a hombro, como socios y pareja, durante once años.

La verdad, no conozco de nada a Antonio de la Rúa, pero creo en lo que dice, espero de corazón que la justicia le entregue lo que le corresponde, lo que se ganó con su trabajo. La opinión pública te ha pasado por alto demasiadas embarradas Shakira Mebarak, y pienso que sinceramente, que ya fue suficiente.

*Eva Durán, escritora, periodista y defensora de animales.

Nota relacionada: Gloria Estefan dice que Shakira no hablaba inglés, lee aquí

Fuente: Las 2 orillas 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba