Curiosidades

¿Eres Bombril o ya eres independiente?

Según un estudio en el planeta existen 800 millones de ‘adultecentes’ de 18 a 34 años todavía dependen de sus padres esto equivale al 40 % de los 2.000 millones de personas que se encuentran en la denominada generación Millennials.

Un estudio publicado por Bank of America en días recientes, en el que se da cuenta, además, de que los adultos de esas edades han sido víctimas de varias crisis económicas y –por ende– se volvieron dependientes de sus familias para pagar un arriendo, estudiar y hasta responder por sus cuentas de celular.

El informe señala también que las personas que hacen parte del grupo en mención nacieron entre 1981 y 1996 y han tenido que ‘padecer’ las crisis laborales, financieras y hasta climáticas de sus países. En el caso de los adultos entre 25 y 34 años, dice el estudio, no han sido capaces de solventar sus obligaciones económicas porque la productividad de sus países no lo permite.

De igual forma, Bank of America asegura que los Millennials de Estados Unidos viven un caso muy particular por cuenta de los problemas económicos, que resultan siendo mayores que los de sus padres. Por esto, son los beneficiados de las ayudas del Gobierno.

Es tanto el ‘padecimiento’ que tienen los jóvenes estadounidenses a la hora de responder por sus gastos, que ni siquiera les alcanza para estudiar. Según la investigación, el 70 % de ellos se gradúa de las universidades con deudas, situación que los obliga a enfrentar el difícil mercado laboral ‘gringo’.

El estudio del banco fue hecho con una muestra de 1.000 adultos de 18 a 34 años de edad. Otro de los hallazgos es que los padres de hombres y mujeres en este rango también tienen que hacerse cargo de pagar las tarjetas de crédito, los celulares; el medio preferido de pago es la emisión de un cheque.

Para Christopher Barquero, periodista y personal Coach, el tema va más allá y no está ligado exclusivamente a la crisis económica. “Hay padres, que inconscientemente no crían a sus hijos para que sean adultos, sino que aunque estos hijos crecen son eternos niños. Aquellos que todo se los resuelven, se los solucionan y quienes además dominan en qué hacer, vestir, comer, conducirse y así”, señaló en una columna publicada en The Huffington Post.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mencionados por Barquero, dan cuenta de que la etapa de una persona para madurar se puede tardar hasta los 25 años. Sin embargo, hay expertos que estiman que podría durar hasta los 35 años. Sin embargo, el tema va más allá y estaría relacionado a que “hay quienes se quedan toda la vida en la etapa adolescente”, dice el periodista.

“Considero que quienes se estancan en esa etapa (la adolescencia) es porque están evadiendo asumir la responsabilidad de la adultez. Quizás están en una zona de confort en donde todo siempre se los han resulto y se los siguen resolviendo y entonces se niegan a tomar el control de sus vidas”, concluyó Barquero.

Tomado de Pulzo

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar