Curiosidades

Errores que te harán fracasar en el trabajo

Evaluá tu forma de conectarte con los demás y reconoce estos problemas· Es el primer paso para desactivar dificultades en las relaciones laborales, así como expresarte y escuchar mejor.

La comunicación tóxica laboral se produce cuando incurrimos en los siguientes errores comunicacionales:

1. Compulsión a interrumpir. Cuando tenemos dificultades para escuchar al otro, podemos incurrir en el error de interrumpir la expresión de ideas, opiniones o puntos de vista. El resultado de esto será la irritación, el enojo y la molestia en nuestros empleados, colegas o clientes, lo que perjudica notablemente nuestra actividad comercial.

2. Falta de interés interpersonal. Muchas de las relaciones laborales eficientes y productivas están basadas en la capacidad de escuchar e interesarnos por los demás. Cuando no manifestamos interés en querer conocer a nuestros colegas, jefes o empleados y nos encerramos en nuestro mundo podemos generar una atmósfera de apatía, desinterés y rechazo que nos juegue en contra. Las personas, en su mayoría, prefieren trabajar con aquellas que se muestran receptivas y deseosas de escuchar y conocer respetuosamente a otros.

3. Minimizar al otro. Una tendencia comunicacional tóxica es aquella en la que minimizamos los sentimientos y opiniones de otros. Cuando tendemos a rebajar o quitar importancia a sentimientos que nos pueden manifestar dentro del trabajo podemos crear un ambiente cargado de rabia, resentimiento e injusticia. Aquellos jefes que minimizan a sus empleados están generando potenciales conflictos productivos y legales que atentan significativamente contra su empresa y actividad comercial.

4. Síndrome del consejero vitalicio. No existe nada más molesto dentro de una empresa que aquellas personas que se colocan en una postura rígida de consultores sabios y nos dan consejos sin escuchar realmente lo que precisamos. Los consejeros vitalicios son aquellos que brindan consejos que no son solicitados, manifestando dificultades para escuchar e intercambiar opiniones. Sus resultados a menudo son negativos, ya que la gente los percibe arrogantes, rígidos y poco abiertos a bajarse de su pedestal.

5. Síndrome del juez intachable. Consiste en juzgar a las personas, empleados o clientes cada vez que nos comparten algo íntimo o personal. Las personas que incurren en este error, suelen ser evitadas, rechazadas o despedidas ya que obstaculizan ambientes laborales de confianza, cooperación e intercambio.

6. Evitar conflictos. Cuando tememos expresar lo que pensamos, sentimos o queremos lograr dentro del trabajo, por miedo a disgustar, enojar o ser castigados por otros nos exponemos a padecer posibles trastornos psicosomáticos. Por otra parte, estamos quitando a otros la oportunidad que se beneficien de nuestras opiniones, ideas y pensamientos.

Fuente: Derf

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar