Curiosidades

Hoy es el Día de Llevar el Gato al Veterinario

Todos los 22 de agosto se celebra el día en que te preguntas, ¿por qué decidí tener un gato y no pececitos, pajaritos o un hámster?

Los gatos son lindos, delicado e indefensos, es verdad. Son adorables bolitas de pelo que rebosan ternura, hasta que dices la palabra “veterinario“, y esas cositas tiernas se transforman en demonios poseídos por satán.

¿Que por qué se celebra este día? Pues porque la llevada del gato al veterinario es tan traumática (tanto para el animal como para el dueño) que los propietarios prefieren llevar sus mininos a consulta solo cuando tienen un problema médico.

Para que llevar a tu gatito al veterinario no sea un acto suicida, aquí te damos unas recomendaciones. (Y si no tienes gato, no importa, igual podrás relajarte un rato leyéndolas.)

¿Cómo llevar el gato al veterinario? Sigue este sencillo paso a paso:

1. No cantes tus intenciones: Ni se te ocurra decir “tenemos que llevar al gato al veterinario”. Los benditos se hacen los que no entienden nada de lo que les dices, ¡pero estas palabras sí que las conocen!

2. Encuentra al gato: Debajo de la cama… no. Detrás del armario… tampoco. Bajo la ropa sucia… ¡menos! El gatito se ha esfumado, ha desaparecido frente a tus ojos. Para evitar que esto te ocurra, ponle tinta en las patitas, así podrás seguir sus huellas por las paredes, las ventanas, el techo…

3. Mete el gato en el guacal: Después de ponerte curitas en los 15 rasguños de cada mano, intenta voltear el guacal de medio lado para que el gato deje de hacer presión con sus patas contra la puerta de éste.

4. Cubre el guacal para que el gato no se asuste: Después de meter al gato en el guacal por dieciseisava vez, cierra la puerta y cúbrela con lo que queda de la cobija que usaste para atrapar al minino.

5. No saques al gato del guacal hasta que el veterinario te diga: Después de regresar del hospital (para humanos) y de hacerte curación en los puntos de la cabeza, tal vez, y solo tal vez, puedas llamar al veterinario y pedirle que mejor venga a tu casa a ver a tu angelito a domicilio.

Mira la galería de gatos malgeniados que hicimos para ti… Y cuéntanos, ¿cómo te ha ido llevando a tu gatito al veterinario?

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba