Curiosidades

¿Qué tipo de Vecino eres tú?

No me considero la mejor vecina pero tampoco la peor, pero en todo barrio, edificio, conjunto, calle, etc., hay unos personajes que provoca poner TNT como lo harían nuestros antiguos amigos de ACME, como también hay otros a los que queremos poner una estatua en la plaza o parque principal. Algunos de estos ejemplos son:

• La gran mayoría tenemos al vecino chismoso que siempre está pendiente quien entra y quién sale, en su defecto su despacho es desde la ventana.

• Tenemos al que se cree dueño de la cuadra y no permite que le estacionen nunca un carro, pero sí estaciona el de él en frente de nuestra casa. Lo peor, deja su chiquero en frente de nuestra casa y se hace el pendejo.

• Los chandosos de la cuadra, porque eso no respeta nuevo plato en la carta, de alguna manera se lo echan a la muela. Estos ilustres personajes no distinguen género, raza, condición social, credo, etc… a la hora de ser perrunchis no hay razón.

perrunchis

• Generalmente esta es una vecina que predica algún tipo de religión y cada vez que puede la predica a ver si logra encaminarnos a alguien en el camino del señor.

• Por más residencial que sea el lugar, siempre hay una tienda, panadería o cigarrería que es el centro de información personal y general del barrio o comunidad.

• Tenemos un vecino que tiene una incapacidad irracional de amar a otro ser humano que decide adoptar como hijo propio a un cuatro patas. Que lo idolatra y no permite ningún tipo de adjetivo a menos que sea de veneración. Se indigna si se le hace el feo, peor si se le hace algún desplante; como si fuera regla general ser amoroso con un peludo amigo.

vecino

• ¿Qué me dicen del vecino que hace mucho ruido y cuando alguien más lo hace tiene el descaro de quejarse o en su defecto llama a la administración y hasta la policía?

• Aunque a estos los defiendo, siempre hay una gallada de niños jugando futbol que golpean las puertas y arman unos bochinches de padre y señor nuestro. Pero se nos olvida que nosotros también fuimos niños y armábamos peores combos. Además, qué es mejor, ¿un niño con los ojos cuadrados en el TV, el computador, celular, video juegos, etc., o un niño que aprenda a establecer conexiones reales con niños de verdad? Pensemos un poco antes de criticarlos y ver que es parte de un crecimiento integral.

niños

• Tenemos una vecina bondadosa que por más que hablen bien o mal siempre se puede acudir en caso de emergencia.

• Siempre tenemos un vecino favorito, por no decir un villano favorito; que se queja por todo y a veces no más por verlo rabiar le hacemos algún tipo de pilatuna.

• Hay una pareja de abuelitos que todos vemos como la imagen de lo que queremos cuando viejos: rabiar con nuestras chocheras acompañados.

• Hay una tienda donde siempre nos fían y nos desvaran en caso de emergencia.

tienda

• Hay vecinos que no saludan a nadie porque se creen de mejor familia y nadie es digno de sus palabras. Me pregunto yo: si son tan dignos, ¿por qué no han comprado una isla privada para no tener que ver al proletariado?

Vecinos conchas todos hemos tenido uno, que si nos descuidamos se nos enranchan, se comen la pega y aún tienen el descaro de decir: “¡pero tan delicado!”, y ojalá le hayamos prestado dinero, son tan descarados de pedirnos más y dejarnos de saludar por no haberle hecho el favor.

• Hay un vecino Ned Flanders; siempre se puede acudir a él para que nos preste un serrucho, sonda, chupa, martillo, pala, etc. Cualquier herramienta esa persona la tiene, además que generalmente colabora con la labor.

ned

• Vecino quejumbroso: es el típico personaje que siempre se queja por todo, si hay trabajo es malo, si no hay peor, si hay que comer “por qué tan caro”, si el vecino saluda “que bochinchero”, si no saluda “que tan importante”; siempre es la víctima, por algún motivo la vida para este ser es gris.

Y hay vecinas como yo que saluda a todo el mundo, que acompaña a los vecinos en su dolor, que no tiene problemas en hacer algún favor siempre y cuando se pueda, que raja, se goza a estos personajes, pero que si se meten con alguno de los míos, se me sale la fiera verdulera… que deja a más de uno calladito por atrevidos.

Hay un adagio popular muy bueno para aplicar: “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, respetar la individualidad y la diferencia no es ser bobos… es ser tolerantes; para que la vida en una comunidad sea equilibrada se necesita de todo tipo de personas.

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba