Curiosidades

Si te gusta postear fotos de tus hijos, ¡pilas!

Postear muchas fotos de tus hijos pueden ser síntomas de un problema como la depresión, bueno así lo sugiere un estudio que queremos compartir contigo, léelo y analiza que tan cierto puede ser, aquí.

Es de lo más normal que toda mamá millennial tenga redes sociales y las use para compartir sus diferentes momentos como mamá. Sin embargo, un estudio señala que las madres que suelen postear demasiadas fotos de su bebé, podrían sufrir síntomas depresivos, especialmente si son primerizas.

La investigación se llevó a cabo por parte de la Universidad Estatal de Ohio, EU, la cual concluyó que las mujeres que postean con mayor frecuencia las fotografías de sus bebés tienden a sentir que su deber es ser madres perfectas y que necesitan demostrarlo al mundo.

Por lo mismo, suben en las diferentes redes sociales diversos momentos con sus bebés, ya que su objetivo es mostrar que están realizando un excelente trabajo y que sus hijos y ellas son muy felices.

face2

Obviamente, para estos posteos debe haber una respuesta de aprobación; es decir, buscan que sus contactos les confirmen que son las mejores mamás del mundo por medio de los famosos “likes” o “me encanta”, además de comentarios alentadores. Cada una de estas reacciones, es para ellas una “inyección de autorrealización”.

¿Pero qué ocurre cuando pasa lo contrario y no hay una respuesta positiva de la gente? La investigación también señaló que “si una madre postea en Facebook para recibir confirmación de que está haciendo un buen trabajo y no recibe todos los likes y comentarios positivos que espera, podría ser un problema. Podría terminar sintiéndose peor.” Tanto que, una mamá que no se siente “aceptada”, podría presentar síntomas depresivos.

Para evitar este problema, siempre hay que tener presente que las redes sociales no son una “prueba de evaluación”, en cualquiera de los campos de nuestra vida: laboral, social, familiar, etc.

face1

También hay que evitar postear de manera excesiva las fotos de nuestros pequeños. No está mal compartir aquellos momentos muy significativos para nosotras. No obstante, tenemos que aprender a reconocerlos. Y no sólo para evitar una obsesión, sino por seguridad de ellos.

Y algo muy importante: reconocer que no existen las madres perfectas, a todas nos ha tocado equivocarnos, aprender y crecer junto a nuestros bebés.

Tomado de Padres E Hijos

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba