Estilo

5 looks clásicos y fáciles para ir a la oficina

Las siguientes recomendaciones están basadas desde la parte estética, son fórmulas efectivas de looks clásicos para que te veas diferente y muy bien en la oficina toda la semana y seguro que estas prendas tú las tienes en tu guardarropa.

Estas cinco propuestas también cubren un buen espectro de escuelas estéticas: la cuestión está en fijarse en los pequeños detalles y, quizás, variar algún accesorio para acercarlo más a un lugar o a otro. Dicho esto, toca apuntar o guardar en favoritos los looks que van a resolver la semana.

Look con camisa y falda Midi

faldamidi

La unión de estas dos prendas dará, lógicamente, un resultado que se asocie con tu lado más femenino. Pero si en otras ocasiones se buscaría desesperadamente rebajar el tono gracias a unos zapatos más bajos y accesorios más casuales como el tamaño del bolso, pulseras o collares.

Look pantalones de traje y jersey

jerseyfull

Hay un 99,99% de probabilidades (sí, nos hemos inventado el porcentaje en pos de la retórica literaria) de que tengas estas dos piezas en tu armario. Así que unirlas es quedar en evidencia, al igual que añadir unos zapatios de punta fina para añadir feminidad. Eso sí, el toque maestro está en jugar con un único color y declinarlo para un total look.

Look con cuello tortuga, jeans y blazer (de color)

cuellofull

Quizás colores como el rosa, el celeste, el rojo o similares no sean los más habituales en el armario, pero este look ejemplifica todo (lo bueno) que puede aportar al guardarropa: junto a vaqueros y jerséis de cuello tortuga crea el perfecto estilismo de tres piezas que siempre resulta efectivo.

Look con gabardina

gabafull

Una gabardina sin importar el material o el color te van a dar una presencia más seria, recatada pero muy divertida si la combinas con unos zapatos bajitos y unos jeanes incluso con rotos o desgastes.

Look con traje de chaqueta

trajefull

A estas alturas, ya tendrás uno. O varios. Pero si todavía estás inmersa en la caza, los de pana y terciopelo en tonos azules o verdes profundos pueden ser una alternativa maravillosa a los negros o incluso de cuadros. La clave está en mantener los patrones clásicos y en maridarlos (cómo no) con camisas.

Tomado de Vogue

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar