Estilo

Como cuidar tu sujetador por más tiempo

El tesoro más preciado de una mujer es su ropa interior, aunque es una necesidad es verdad que nos hace sentir hermosas y sexis.

Y el brasier o sujetador es de las prendas que más tiempo puede llegar a durar con los cuidados necesarios y por qué no, si esta prenda la que más miradas atrae y que nos hace lucir divinas.

Para Claire Chambers, propietaria de una tienda de lencería de lujo y experta en el tema la recomendación es lavar el sujetador después de 5 o 7 puestas. Obviamente esta regla varía en función de qué hayas hecho con el sujetador, no es lo mismo si has practicado deporte con el puesto (debes lavarlo de inmediato), si has salido a bailar o si simplemente lo has llevado durante una jornada laboral.

Encaje, seda, algodón, terciopelo, el sujetador probablemente es una de las prendas más delicadas de tu vestidor y aquí te dejamos unos consejos que te pueden funcionar:

lavar

1. Lava a mano todos tus sujetadores: recopila varios brasiers del mismo color, sumérgelos en un recipiente con agua templada y añade un chorrito de detergente para prendas delicadas. Muévelos un poco y déjalos en el agua durante 5 minutos. Ya están limpios, ahora solo debes aclararlos correctamente, escurrirlos sin retorcerlos y dejarlos secar sobre una superficie plana.

Si por alguna razón el extremos dónde lo abrochas está más sucio de lo normal, frótalo un poco hasta eliminar cualquier resto de piel muerta o manchita.

2. Evita el agua a altas temperaturas: estropea las fibras de la tela, los elásticos y disminuye la intensidad de color.

lavadora

3. Si recurres a la lavadora… hay algunas reglas esenciales que no debes olvidar: mete las prendas en una bolsita de malla para proteger tu sujetador de posibles enganchones con otras prendas, elige un programa delicado, utiliza el mismo detergente que utilizarías para el lavado a mano y jamás introduzcas tu sujetador en la secadora. El lavado a máquina puede dañar los aros, aplastar la copa o incluso reducir el relleno.

4. A la hora de guardar tus sujetadores, elige un cajón concreto en el que poder colocar ordenadamente tu lencería. Nosotros siempre los ponemos a modo cucharita, es la forma más adecuada y aprovechas mucho el espacio. Si tienes algún modelito muy especial que solo usas en ocasiones especiales, envuélvelo en papel de seda, se mantendrá intacto.

Tomado de Enfemenino

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar