Estilo

Prendas cómodas y fashion para dormir

La ropa que elegimos para dormir depende mucho de nuestras costumbres y no importa cual elijas lo importante es que estés cómoda y descanses muy bien.

Camisones. Aunque los relacionemos con nuestras abuelitas debemos admitir que son súper cómodos y femeninos. Busca un diseño que vaya de acuerdo a tu personalidad, puede que te animes por algo sexy o por algo más casual.

Pijamas. Seguramente es la más usada porque son cómodas, frescas en verano y calientes en invierno dependiendo de la tela con la que están hechas. Lo divertido de estas prendas es que hay miles de opciones, desde caricaturas, rayas hasta animal print.

Baby doll. Ya sea que quieres una noche de pasión o lo tuyo es mantener el glamour aún dormida esta sensual prenda es para ti. Además de ser tipo camisón deja menos a la imaginación -lo que tu chico agradecerá mucho- y es que la mayoría de las veces vienen en juego con una pequeña tanga, lo que pudiera no ser muy cómodo para descansar.

Ropa interior. Ya sea por el calor o por comodidad muchas mujeres prefieren dormir sólo en calzones y/o con un top, todo se vale, sólo recuerda que si estás en casa ajena tendrás que olvidarlo.

Camiseta. Una camiseta grande y vieja es de lo más cómodo e ideal para las épocas de calor o aquellos días de emergencia cuando tu pijama está sucia.

Desnuda. Muy benéfico para la salud y una manera de seducir a tu pareja, en esta temporada de frío ten cuidado con no padecer frío.

Mameluco. Ya sea con botones o cierres son muy tiernos, el problema será cuando a media noche quieras ir al baño. Sin duda una muy buena opción para el frío.

Pants. Hay quienes quieren algo cómodo y caliente y optan mejor por un pants. Usa aquellos viejos que ya dieron todo de si para no gastar de más.

La ropa de tu chico. Él te ve sexy con sus playeras y camisas, tú mueres por el aroma de su perfume, una combinación perfecta para las chicas románticas.

Fuente: Veintitantos

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba