Los casados cotizan más que los solteros, ¡comprobado!

Ago 03, 2014
Valora este contenido
(6 votos)

Las abuelas decían que la argolla matrimonial era un imán para la infidelidad, y resultó ser cierto; ellos ganan puntos cuando se casan, ¡y ellas también!

Muchas lo hemos experimentado en carne propia: te casas con tu novio de toda la vida, que siempre ha sido tímido y solo tenía ojos para ti, y cuando se pone el anillo de matrimonio, de repente tienes que espantarle las mujeres de encima como si fueran moscas. Él no ha cambiado, sigue siendo el mismo, pero ahora ellas lo ven más atractivo. ¿Por qué?

Llamen a sus abuelas, tías y madres y díganles que tenían razón: la Universidad Estatal de Oklahoma ha confirmado ‘el mito del hombre casado’ con el estudio ¿Quién caza a quién? El impacto del género y el estatus de la relación en la búsqueda de pareja, publicado por el Journal of Experimental Social Psychology.

Las doctoras Melissa Burkley y Jessica Parker, cabezas de la investigación, preguntaron a un grupo de hombres y mujeres, con igual número de solteros y casados, sobre sus preferencias a la hora de buscar pareja; encontraron que las mujeres solteras estaban más interesadas en hombres comprometidos que solteros, reafirmando el dicho ‘los hombres son como los teléfonos públicos, si no están dañados, están ocupados’.

¿Y qué pasa con nosotras? Este estudio mostró que cuando las mujeres se casan “suben de raiting” entre los casados, es decir, los hombres comprometidos prefieren salir con mujeres que también estén en una relación estable.

Sobre la razón de los peculiares resultados de este estudio, el doctor Andrés Fuentes, Psicólogo de la Universidad Javeriana, explica que para cada género las razones son distintas. “A los hombres casados los buscan las solteras porque para ellas representan lo inalcanzable y lo prohibido, dos en uno. Además, el hombre comprometido irradia seguridad en sí mismo y es sinónimo de estabilidad, características de las que carece soltero”, dice.

“La soltera que aspira al matrimonio, ve al casado como un buen partido porque, por el hecho de haber ido al altar, ya ha demostrado que desea tener una vida conyugal”, agrega. Además, el experto señala que para muchas mujeres el hecho de meterse con alguien comprometido les da la sensación de estar ganándole a la “oficial”, es decir, se meten en una competencia en la que ya sienten de antemano que son las ganadoras, pues logran que el hombre rompa un voto que supuestamente es sagrado, y eso les sube la autoestima. “A veces, más que por amor, lo hacen solo para sentirse mejor con ellas mismas”, concluye.

Por otro lado, “los hombres comprometidos buscan mujeres con relaciones estables porque no desean compromisos, sino un amor pasajero que no evolucione hacia nada serio”, agrega. El psicólogo indica que la casada puede ofrecer al casado una amistad basada solo en sexo, sin pretensiones, sin futuro, manteniendo así ambos matrimonios intactos.

En conclusión, desde un punto de vista psicológico, el anillo es un afrodisiaco, tanto para hombres como para mujeres, aunque ellos tengan más éxito con las solteras y ellas con los casados. ¿Conoces algún caso así? ¿Te ha pasado? Comparte este artículo y cuéntanos tu experiencia.

 

Relacionados

Sigue la conversación