¿Sexo en Semana Santa? Mitos que podrían ser verdad

Mar 28, 2018
Valora este contenido
(0 votos)

Todos tenemos mitos sobre este tema, unos propios y otros importados y durante el año los olvidamos, pero en Semana Santa los recordamos todos.

Chicas, el mundo ha evolucionado y por ende muchas creencias también, aunque parece muy loco, pero se han vuelto creencias dignas de moda, todo el mundo habla de ello. Pero todo tiene una explicación y ¿por qué no?, hasta científica. Es por ello que aquí les mostramos algunos mitos que pueden ser lógicos y resultar siendo verdad. Mira tú y nos cuentas qué tal.

No pueden tener sexo en Semana Santa porque se quedan pegados: De hecho, esto puede suceder, si coincide en esta fecha, lo siento querida, es un poco falta de suerte, porque esto puede suceder en cualquier momento. La explicación es un problema físico o psíquico producido en la mujer durante el acto, en el que se presenta una contracción involuntaria en ciertos músculos vaginales. Estos pueden aprisionar al pene y por supuesto, la pareja se queda pegada. Pero hay solución, chicas, no se preocupen, tomar un relajante muscular, liberar al compañero y rogar para que no se repita.

 

 

No pueden tener sexo en Semana Santa porque irán al infierno (sobre todo si es Viernes Santo): Esto tiene una explicación, cierta o no, tú lo decides y es que el año litúrgico viene desde la Edad Media, cuando nació la concepción del pecado en relación con el propio cuerpo. Esto llevaba la separación del alma del cuerpo y era más importante salvar el alma que la carne, pues tenía una concepción negativa para tu espiritualidad; pero bueno, allá ustedes si quieren probar.

 

 

 

No pueden comer carnes rojas: Oh, sí, la semana infernal para quienes odian el pescado. Abstenerse de comer algo que por tradición es apetecible. Los sectores más tradicionales y menos ortodoxos del catolicismo promueven ayunos, entre otras cosas. La verdad no lo entiendo muy bien, pero bueno.

 

 

Si se corta el pelo en esos días, lo tendrán perfecto para verse atractivas: Esto, de hecho, tiene que ver con el tiempo y es que coincide que esta Semana Santa la luna es menguante, además antiguamente en pueblos agrícolas este tipo de prácticas lo hacían con las plantas y entonces creían que si le funcionaba a la planta, le funcionaria a tu cabello, ¿lo puedes creer? Hoy en día esa sería una terrible práctica, literal, todas pareceríamos una palmera.

 

 

No pueden irse de rumba con su amorcito corazón: Hasta el momento el diablo no se ha aparecido en ningún sitio de rumba, pero si lo pensamos a nivel espiritual y mandato, solo se puede escuchar música sacra y no tener ninguno de los placeres mundanos. Allá ustedes chicas si lo que hacen, yo solo les paso la información.

 

 

No pueden participar en juegos de azar o se arruinarán: Según la historia Judas Iscariote fue el responsable de esto, pues todos los que quieran obtener dinero de lo que pudiesen apostar/vender/ofrecer, está mal visto, y en eso también entra el póker y todas esos juegos, niñas, ¡ojo!, incluso el beso robado o la botella giratoria. Pero no se preocupen, a mi modo de ver se puede jugar, no sé qué pensarán ustedes.

 

 

No se puede hacer oficio casero: Viene de la Biblia. Cuando Marta, la hermana de María, le decía a Jesús que esta debería ayudarle un poco en sus oficios, para Jesús fue más importante que ella dispusiera de tiempo para su palabra y luego sí el trabajo. En la tradición católica esto “distrae del recogimiento”. Incluso, no se podía viajar. El historiador Álvaro Valencia, entrevistado en el periódico La Patria, dijo que algún viajero con mala suerte se inventó algún cuento de espantos para justificar su mal día.   Y se transformó en un mito. ¿Será que eso rompería nuestros hogares?

 

 

¡Esta fabuloso! hay muchos que conocías y otros no, yo sé. Comparte si te gustó, créeme que ha muchas les va interesar este artículo.

Con información de: Publimetro  

Relacionados

Sigue la conversación

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.