Pareja

20 señales de que te está yendo mal en la cama

Si no disfrutas en la cama puede que no tenga que ver solo contigo.

No te conformes. El sexo no es solo un ejercicio, tiene sus juegos preliminares, su preparación y su romanticismo. No te pierdas estas señales para descubrir si estás teniendo malas relaciones.

1. Él siempre quiere sexo oral pero no tiene pensado devolverte el favor: Dar placer al otro es erótico en sí mismo. Pero si la otra persona es demasiado perezosa como para que haya reciprocidad o, simplemente, pasa de complacerte, las cosas cambian.

 

2. Él siempre termina. Tú, casi nunca: Este tipo de hombres tienen en mente que el sexo se basa solo y exclusivamente en la eyaculación masculina. Tal cual. Así que plantéate invertir en vibradores. Seguro que son más satisfactorios.

 

3. Si te cuesta llegar al orgasmo, es que algo va mal: O, al menos, es lo que piensa él. Nada va mal. Lo único que irá mal es tu relación con él, sobre todo si, en vez de centrarse en excitarte, te hace sentir que algo pasa contigo o que eres anormal.

 

4. El sexo termina con su orgasmo: Termina cuando ambas partes acaban satisfechas. Ellos, erróneamente, creen que el sexo es como el porno lo retrata. Y no es así. Las chicas no somos capaces de excitarnos con cualquier cosa y no siempre llegamos al clímax. Y tampoco somos capaces de fingir tan sutilmente.

via GIPHY

5. Él se tumba en la cama esperando que seas tú la que lleve las riendas: Pretende tener sexo oral y que seas tú quien haga todo el trabajo. Pero ni siquiera se molesta en excitarte. Para él, los preliminares no existen. Una vez más te recordamos que en el mercado existe una amplia gama de vibradores.

 

6. Para él, el rasurado femenino es vital: Piensa que las mujeres deben depilarse siempre, aunque él no lo haga. Y, si alguna vez no has podido adecentar tu pubis, lo hace constar en acta. Tu incomodidad no debería ser el placer de otra persona. Y menos cuando esa persona ha decidido no hacerse cargo de su jungla inguinal.

7. Nada de avisar: Si está a punto de terminar, no se le ocurre avisarte. Lo que, normalmente, suele terminar con una eyaculación sorpresa…

 

8. Siempre quiere hacerlo sin preservativo: Atrás. Basta. Quién sabe a quién más ha querido hacérselo así o dónde ha estado su miembro antes.

 

9. Nunca pasan la noche juntos: Tiene una fobia tal al compromiso que el hecho de pasar más de tres horas contigo le aterra. A no ser que sean tres horas de sexo tras las que huirá de tu casa.

 

10. Polvo de gallo: Vale que, tras una noche de borrachera, sea normal. Pero si traspasa los límites del fin de semana, empieza a ser un problema.

 

11. Si él quiere, tú quieres: O no. Él debe pensar que cada vez que le apetezca, tú estarás de humor y con ganas. Pero no. Además, no suelen coincidir porque cuando él quiera, tú no querrás y cuando tú quieras, él estará jugando al FIFA con sus amigos en el sofá.

 

12. Nunca te preguntará qué tal el día: Bueno, en realidad, no te preguntará nada. Ni tendrá interés en saber algo de ti que no sea lo bien que te queda esa lencería o lo guapa que estás desnuda.

 

13. No se toma ningún interés: Pero sí pretende que te lo tomes tú. Es decir, si él sale del gimnasio y quedaron de encontrarse, ni se molestará en ducharse antes, pero querrá que tú sí lo hagas. Estos hombres son los mismos que orinan mientras se bañan juntos.

 

14. Tienes la sensación de que no ha lavado las sábanas desde que nació Matusalén; se escudará en el color de las sábanas, pero el olor es inconfundible.

 

15. Sus conversaciones son bastante neutras: Jamás te dirá algo condescendiente. Sus preguntas serán de este estilo: ¿”Estás en esos días del mes?”.

 

16. No tiene ni idea de dónde está tu clítoris: Ni tiene intención de encontrarlo. Podrías tener señalizaciones por todo tu cuerpo y ni se interesaría en mirarlas.

 

17. Si quieres parar, querrá que le hagas una felación: Y le dará absolutamente igual que lo único que quieras sea dormir. Sola.

 

18. Te pedirá tríos o tener relaciones mientras tengas la regla: Y le dará igual que le hayas dicho que no diez veces. Lo volverá a preguntar porque no solo es impermeable a tus respuestas sino que más que como una persona, te ve como un conjunto de orificios.

 

19. Si alguna vez duermen juntos, no te va a abrazar e incluso será capaz de dormir abrazando una almohada para mantener una separación física y emocional entre vosotros.

 

20. Él nunca va a felicitarte por nada: Nunca lavará sus sábanas sabiendo que esa noche vas a su casa. O nunca te dirá lo bonita que te ves o te felicitará por ese proyecto en el que llevas trabajando tanto tiempo. Y esperará que te encante complacerle en la cama.

 

¿Reconoces alguna de estas señales?

Tomado de Cosmopólitan

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba