¿Cómo salvar una relación al borde del divorcio?

¿Cómo salvar una relación al borde del divorcio?

Si en tu matrimonio o noviazgo ya no se aguantan mutuamente pero quieren salvar la relación, estos tips de un experto están hechos para ti.

A veces te provoca ahorcarlo, lanzar sus trapos por a ventana y no volver a verlo nunca más, pero luego recuerdas que tienen hijos en común, un préstamos conjunto, que han luchado por la relación durante muchos años y que -en el fondo- tal vez aún lo sigues amando…

Te gustará también esto: ¿Harías una fiesta de divorcio?

 

Si este es tu caso, te preguntarás ¿cómo salvar una relación al borde de la separación? En Vibra consultamos con el psicólogo André Didyme-Dome, quien nos dio estos consejos:

  1. No tomes el papel de víctima. Una pareja es producto de la relación entre dos personas y se necesitan dos personas para resolver los problemas o terminar con la relación. Tomar el papel de víctima hace que toda la responsabilidad de la pareja recaiga (para bien o para mal) en una sola persona.
  2. Determina con claridad qué es lo que está mal en la relación. Haz una lista de las cosas específicas que están fallando. Cuanto mejor puedas identificar los problemas, con mayor facilidad se podrán identificar las posibles soluciones.
  3. Mejora tu apariencia física y cultiva tu intelecto. Una persona con baja autoestima se descuida a sí misma y hace que la otra persona de la relación no la respete. No se puede querer a otro si uno no se quiere a sí mismo. No hay personas feas sino descuidadas y no hay personas tontas sino perezosas.
  4. No seas dependiente. La autonomía es la clave de la madurez y es el resultado de una alta autoestima. Una persona tiene suficiente con sus propios problemas para tener que asumir los problemas de otro. Una relación de pareja consiste en momentos compartidos por dos personas que tienen su propia vida. Depositar toda la existencia al otro miembro de la pareja es la clave para el desastre.
  5. Aprende a perdonar en serio. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Somos seres humanos y cometemos errores. Nadie es perfecto. Que la otra persona no lo sepa no quiere decir que nunca hayamos cometido un error. Es verdad que del pasado aprendemos, pero vivir en el pasado también puede traer amargura y sufrimiento. Si no estás dispuesta a dejar los problemas atrás, es mejor que la relación termine.
  6. La clave es la comunicación. Para resolver los problemas es necesario el diálogo. Y el diálogo implica escuchar al otro, tener empatía con el otro, argumentar las opiniones y buscar acuerdos consensuados. La historia ha demostrado que la violencia solo genera más violencia.
  7. No compares. Cada pareja es un mundo diferente, con sus propios problemas, sus propios defectos y sus propias cualidades. No envidies las relaciones de otros, ya que es probable que sean maravillosas solo en apariencia. Y si las relaciones de los otros realmente son mejores, son ellos y no ustedes. Invierte esa energía en mejorar tu relación. Tener una pareja no es una competencia.
  8. Cumple lo acordado. Si estás dispuesta a cambiar o a ceder para mejorar la relación, hazlo y que no se quede en palabras. Actúa y no dejes las cosas en esa espera que va terminando poco a poco con la relación.
  9. Confía en tu pareja. Tener una relación es un acto de fe. Si no confías en tu pareja, ¿para qué tener una? Recuerda que los celos son síntoma de baja autoestima (si yo soy una persona miserable, la otra persona está conmigo por compasión). Aunque también son síntoma de culpa proyectada (si yo engaño a mi pareja, ella también puede engañarme).
  10. La clave es la felicidad. ¿Estar en una relación te abruma? ¿Solo se encuentran para discutir y recriminarse mutuamente? ¿Ya no sienten nada el uno por el otro? ¿Se perdió el respeto? A veces es mejor terminar que intentar salvar algo que no tiene sentido salvar. 

Si te interesa este tema, también puedes leer: ¿Sabes quién toma la decisión de un divorcio?

 

Comparte esta nota con tus amigos y amigas en las redes, ¡podrías estar salvando un matrimonio!

Temas mencionados en este artículo