Pareja

Costumbres que hacen de tu relación un tormento

Las costumbres que debes abandonar para que tu relación tomentosa se transforme en una feliz y saludable para tu corazoncito.

Cuando tenemos relaciones tormentosas, nos quejamos y sufrimos sin darnos cuenta que, tal vez, las cosas podrían mejorar cambiando algunas de nuestras costumbres. Y es que la convivencia es todo un reto, por eso los psicólogos advierten que más matrimonios se acaban por incompatibilidad que caracteres que por cachos.

Hace un par de días, Informe21.com consultó sobre el tema a Rubén Castellanos, sicólogo clínico del Centro de psicología Aarón Beck, de Granada, España, quien declaró al medio que “es importante saber qué espera la persona cuando inicia la relación, antes de comprometerse“.

Lo que no sabes es que esas asperezas que dañan tu relación, se pueden alisar cambiando algunas costumbres, que erróneamente creemos que son inofensivas y, a veces, hasta nos engañamos creyendo que son beneficiosas.

Por otro lado, la Revista Fucsia consultó con el siquiatra Kevin D. Arnold, sobre qué hace que una relación no funcione o que sus miembros se vuelvan infelices en ella. El experto explicó que existen algunos hábitos de los miembros de las parejas que ponen en peligro la felicidad.

Basados en las respuestas que los expertos dieron a los medios citados (y sumándole otras más), hicimos la lista roja de costumbres que deberías cambiar en tu relación deje de ser un tormento:

1. Yo-yo: Si cada vez que peleas con tu pareja, todas las frases que dicen mutuamente empiezan con ‘yo’, tienen un problema de egoísmo crónico. No se puede vivir en pareja si siempre se están anteponiendo los intereses propios a los de la relación; las parejas infelices, generalmente fomentan su mundo independiente y personal por encima del común e imponen sus decisiones al otro.

2. Soy mejor que tú en…: Si tu relación se ha convertido en un campo de batalla en el que siempre están compitiendo por cualquier cosa (que a quién quiere más el hijo, que quién hace el mejor arroz, que quién gana más, etc.) la infelicidad está a la vuelta de la esquina, pues es una costumbre que derrumba hasta al amor más fuerte.

3. Cambia, cambia, cambia: Intentar constantemente que el otro cambie para amoldarlo a un ideal de hombre o mujer, termina frustrando a ambos. Recuerda que las parejas no tienen por qué coincidir en todo, de hecho, las diferencias enriquecen a cada persona y hacen más divertida la relación.

4. Rencor. Todas las parejas discuten, pero no tienes por qué engancharte en cada discusión y quedarte ahí, pensando una y otra vez en ‘lo que te dijo’, pues eso puede llevar a sentir deseos de venganza, lo que acaba con cualquier relación. Es más sano ver los errores como la oportunidad de aprender en pareja. A veces, para ser feliz, hay que pasar la página, perdonar y olvidar el rencor.

5. Culpabilizar: Deja de andar buscando un culpable para todo; ante esta situación lo mejor es arreglar los problemas entre ambos, en pareja. Hacer sentir culpable al otro aburre rápidamente hasta al más paciente.

6. Desatención: Cuando los espacios íntimos se acaban, se genera una distancia que puede enfriar la relación. No dejes que el trabajo, las tareas del hogar, la familia y los compromisos sociales se interpongan en la intimidad con tu pareja, siempre debes sacar un ratico para estar solos.

7. Desconfianza: La confianza, al contrario de lo que pensamos, no es algo que se gana, es algo que se entrega, es decir, tú depositas la confianza en alguien. Si has decidido depositar tu confianza en alguien que de repente te decepciona, recuerda ante todo que somos humanos y que lo que le pasó a esa persona te puede pasar a ti. Si decides seguir con una relación en la que la confianza se ha puesto en entredicho, eres tú quien debe volver a confiar.

¿Qué otra costumbre crees que debemos cambiar para que nuestras relaciones dejen de ser un tormento?

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba