Pareja

Disfruta del sexo como ellos

Hablar de sexo ya no es un tabú, pero a veces nos fijamos en detalles que no son tan importantes en la cama, así que debemos disfrutar más, como lo hacen ellos.

Te dejamos algunos tips para que apliques la misma técnica que utilizan los hombres y no te desgastes pensando, si estás en la posiciones correcta, que si estás gorda o delgada en fin tantas cosas que dan lugar en ese momento.

Cero complejos. Deshinibirte durante el acto sexual, esa es tu encomienda. ¿Quieres apagar las luces porque te da pena que vea tus llantitas, celulitis o estrías? ¡Detente! Piensa que en estarán tan cerca que difícilmente se dará cuenta de esa cicatriz que te choca. Él está en su rollo, tan excitado que su mente no lo dejará distraerse con asuntos que no sean placer y más placer.

Piensa en sexo. Fantasear te permite explayarte, ¿qué tanto dejas volar tu imaginación? No sólo se trata de recrear fantasías con tu actor favorito, sino de pensar en sexo de una manera más global en cualquier momento. Imagina escenas eróticas con tu chico. No importa qué tan picantes sean esos pensamientos ¡son tuyos!, y si te hacen sentir bien échalos a volar y que crezcan cuanto antes.

Observa a todos los hombres. Si te esperas a pensar en sexo cuando aparezca el amor de tu vida, ya sabes, tu prototipo de hombre, sólo estás desperdiciando el tiempo. Observa a todos los hombres, invéntales nombre, cualidades, olores, costumbres. Usa tu lujuria con el material que encuentres a tu paso, no le tengas miedo a tu mente. Las fantasías son seguras porque son privadas y ficticias.

Orgasmos, de ley. Nunca lo dejes para ‘la próxima vez’, así como ellos, si no hay orgasmo entonces la sesión de sexo aún no ha terminado. ¿Sabes de todo lo que te estás perdiendo al no tener un orgasmo? De varios efectos benéficos, por ejemplo: el cerebro se relaja, fortaleces tu sistema inmunológico y ¡ayuda a rejuvenecer el aspecto!, nutriendo y oxigenando la piel. Además, cuando llegas al clímax puedes aliviar fuertes dolores de cabeza, descongestionar la nariz y hasta ayudar a combatir algunas alergias.

Toca sin pena. No tendríamos que recordártelo, simplemente porque no tienes pretexto para no satisfacerte sexualmente. Aprovecha la ocasión para explorar tu cuerpo, descubrir y apapachar esas zonas que te provocan placer. Fíjate en ellos, lo hacen y hasta lo gritan a los cuatro vientos, se masturban sin pudor. Hazte amiga de tu cuerpo, no hay razón para evitar tocarlo y acariciarlo.

Fuente: Veintitantos

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar