Pareja

Estafa romántica, otra forma de ‘atracarte’ por internet

Ten cuidado con las relaciones virtuales, pues cada día se conocen más casos de fraudes por Internet con el amor como cebo. ¡Ojo!

Internet es muy bueno, nos ha cambiado la vida, pero a algunas personas se las ha arruinado. Y es que debido al anonimato que se mantiene en la red, es mucho fácil decir mentiras y hasta robar, incluso en la esfera romántica.

Entrevistamos Juan Carlos Reyes Muñoz, director de Antifraude®, una firma de prevención e investigación de fraudes informáticos, y le preguntamos acerca de la estafa romántica, qué es y cómo evitarla. Lee con mucho cuidado sus respuestas, ¡pueden salvarte de ser víctima de un fraude!

¿Qué modalidades de estafas románticas por internet son las más comunes?

“Hay que partir de que los fraudes de romances en línea se basan en la explotación de los sentimientos: bien sea por parte de sitios web fraudulentos -aquellos que te solicitan el pago de una inscripción utilizando tu tarjeta de crédito ofreciéndote contactos garantizados con perfiles falsos de mujeres o sexo casual- u otros sitios web que te permiten el acceso gratuito pero que para poder acceder a la información de las personas que te interesan debes hacerte socio pagando algún dinero. El fraude en este caso está por el lado de los dueños de sitios web que publican perfiles falsos con fotos falsas e información falsa e incluso contratan personas que respondan a las peticiones de los usuarios.”

“Muchos sitios web reales y serios trabajan solicitando una membresía, por este motivo es difícil determinar cuáles podrían ser reales y cuáles una estafa, aunque es posible identificar cosas como la calidad del sitio, de las fotografías, la ortografía y otros signos que podrían indicar que se trata de sitios web falsos. También está el nombre del sitio, que sea reconocido y confiable dará más confianza para comprar en línea.”

estafa2

“El grueso del fraude por esta modalidad de estafas románticas está por el lado de las personas que responden a las peticiones de los usuarios. En cualquier caso (tanto en sitios falsos como sitios reales) existe la posibilidad de que la persona que responde a los mensajes románticos sea contratada para hacerlo y responda desde varios perfiles, o simplemente que busque alguna clase de lucro con su nueva “pareja”. Generalmente son personas que de alguna forma buscarán pedirte dinero apelando a tus sentimientos frente a alguna situación crítica, de salud, de maltrato, etc. Una vez les envías dinero, desparecen. El riesgo está en que si se han intercambiado datos personales, esto podría terminar incluso en secuestro y extorsión (se han visto casos reales).”

¿Cómo identificar si estoy siendo víctima de una estafa romántica en internet?

“Es realmente simple: si al entrar en contacto con alguien, esa persona comienza a demostrarte sentimientos de forma apresurada, desconfía. Si dicen que quieren conocerte poco tiempo después de entrar en contacto, desconfía. Si te dicen prontamente que están en alguna situación de estrés, desconfía. Si te piden dinero abiertamente, ¡desconfía!”

“Siempre tratarán de ganarse tu confianza, prometerán viajes para conocerte e incluso podrán pedir dinero para ir a conocerte. Si no envías dinero al principio, los mensajes serán cada vez más desesperados y urgentes. Se debe prestar especial atención a la redacción de los mensajes, pueden ser escritos en lenguaje bastante pobre o tomar datos de internet (noticias o eventos).”

“Adicionalmente, trata de no incluir a la persona recién conocida a tus redes sociales: las fotos y la información personal son utilizadas para establecer tu nivel de vida.”

¿Por qué, si se hace tanta difusión preventiva, la gente sigue cayendo?

“Inicialmente, porque la difusión no es tanta como uno esperaría. Todos los días salen sitios nuevos ofreciendo desde sexo casual hasta el amor de tu vida, y como mencionaba antes, cuando se trata de sentimientos primarios versus la soledad, a veces ni siquiera piensas en los riesgos así todo el mundo te lo diga. La desesperación juega un papel importante, pues si eres una persona carente de afecto a quien otra persona le responde emotivamente, puedes crear espejismos emocionales que te llevarán a situaciones artificiales y peligrosas.”

Si me está pasando, ¿qué debo hacer?

“Cortar todo vínculo. Por regla general, no se deben dar datos personales a quien no conoces, se debe asumir SIEMPRE que puede ser una estafa al principio, especialmente no entregar información de domicilio, vehículo, ni datos financieros o de tarjetas de crédito. Si no lo has hecho, solo cortar el vínculo funcionaría. Pero si ya lo hiciste, estás en medio de una pseudorelación y ya has enviado algo de dinero, cortar ese vínculo puede no ser tan fácil y es el punto en donde podría existir el riesgo de extorsión. Así las cosas, lo mejor es tomar precauciones, cambiar direcciones de email y los datos de contacto que hayan sido comprometidos.”

¿Puedes contarnos algún caso?

“Conocimos un caso de una mujer que entró a una red de citas en línea y se dejó atraer por un caballero que rápidamente se ganó su confianza. Él comenzó a pedirle que se vieran en cámara y de repente le pidió mostrar sus senos e incluso desnudarse. Todos sus videos fueron grabados por el señor que luego de esto comenzó a chantajearla diciendo que publicaría fotos y videos de ella si no accedía a conectarse con él a ciertas horas y para realizar ciertos actos en línea. Este caso terminó en manos de las autoridades correspondientes.”

“El otro caso, más típico aún, fue el de un hombre a quien luego de varias charlas con una mujer a través de un sitio de citas en línea norteamericano, ella le pidió dinero para ir a visitarlo, un total de USD $2000. Él le envió el dinero a través de un servicio de giros y no volvió a saber nada de la señorita. Posteriormente se identificó que las fotografías de su perfil habían sido sacadas de internet y había múltiples registros de hombres alrededor del mundo que habían sido engañados de la misma forma. Luego se pudo concluir que se trataba de un sitio web controlado por la mafia centro europea y que las personas que respondían los mensajes allí no eran mujeres…”

¿Te ha pasado algo como esto? ¿Has sido o crees ser víctima de una estafa amorosa? Cuéntanos tu caso y comparte este artículo con tus amigos, ¡seguro les servirá para estar prevenidos!

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar