Pareja

¿Hombres infieles son menos inteligentes? ¡Lo sabía!

La ciencia se pronunció sobre la infidelidad masculina para confirmar algo que ya sabíamos: los hombres infieles son menos inteligentes.

¡De razón se dejan pillar tan fácil! Si crees que un infiel es muy astuto porque sabe engañar, ¡estás equivocada! Así como lo lees, y no lo decimos nosotras, no estamos “respirando por la herida”.

Científicos concluyeron que los hombres que ponen cachos pueden tener un coeficiente intelectual más bajo que los que son fieles.

¿Por qué los hombres infieles serían más brutos que los fieles?

Según un estudio realizado por el Dr. Satoshi Kanazawa, psicólogo evolutivo de la London School of Economics and Political Science (publicado en la revista Social Psychology Quarterly), cuanto más inteligente es un hombre, menos probabilidades tiene de engañar a su pareja.

Think About It Reaction GIF by Identity - Find & Share on GIPHY

El Dr. Kanazawa explicó que los hombres siempre han sido ‘levemente polígamos’ en la historia y que entrar en una relación sexualmente exclusiva es un desarrollo ‘evolutivo novedoso’ para ellos.

Y es que aquellos ejemplares masculinos que cuentan con un alto coeficiente intelectual tienen más probabilidades de adoptar lo que en términos evolutivos son nuevos prácticas.

El Dr. Kanazawa concluye que los hombres más inteligentes tienen más probabilidades de valorar la exclusividad sexual que los hombres menos inteligentes.

¿Y las chicas qué?, te preguntarás…

El estudio también afirma que el vínculo entre la fidelidad y la inteligencia no se aplica a las mujeres porque culturalmente siempre se ha esperado que nosotras seamos fieles a una pareja, incluso en sociedades polígamas.

Trai Byers Love GIF by Empire FOX - Find & Share on GIPHY

¿Tu chico puede demostrar su inteligencia al ser fiel o es lo quedó grande? Escribe lo que piensas en los comentarios, ¡y comparte esta nota en tus redes!

Con información de: El Crema

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar