Pareja

Personaliza tus posiciones sexuales

Cada pareja tiene su ritmo. Aquí te enseñamos algunas posturas sexuales, que van de acuerdo con tu personalidad:

 1. Pasionales: fuego y potencia. El potencial erótico de estas parejas es altísimo, ya que responden de manera inmediata a su excitación.

Para estas parejas la postura recomendada es: El molde.
Se establece totalmente de lado. Ambos se tienden y el hombre penetra a la mujer mediante movimientos suaves y coordinados para hacer una penetración lenta y profunda. De este modo, se da tiempo al tiempo.

2. Tímidos: es la típica pareja convencional que practica el sexo el sábado por la noche y de manera horizontal, siempre.

Para estas parejas la postura recomendada es: La sorpresa.
El hombre toma a la mujer por detrás y la penetra cogiéndola de los hombros o la cintura. Para la mujer, el placer se concentra en el ángulo de abertura de la vagina que, al estar limitado, provoca una sensación de estrechamiento muy placentera.

3. Innovadores: a estas parejas les gusta mucho innovar en la cama y lo suyo es la creatividad.

Para estas parejas la postura recomendada es: Cara a cara.
Se trata de una postura clásica pero invertida, por eso es ideal para estas parejas: se aproxima a lo ‘de siempre’ pero se varía. La mujer se tumba sobre el hombre, cara a cara. De este modo, puede estimular su clítoris con el vientre de su compañero y él alcanza cualquier zona con las manos; se fomenta una estimulación directa y cercana.

4. Sensitivos: Este tipo de pareja practica el sexo despacito, mimándose, priorizando la técnica sobre la rapidez.

Una nueva postura recomendada para estas parejas es: El abrazo total.
De pie ambos, la mujer ‘trepa’ por su compañero hasta llegar a situar sus cabezas en paralelo y abrazarlo con piernas y manos, en una fusión total. El hombre sostiene a la mujer por los glúteos y la atrae hacia sí para penetrarla.

5. Sin límites: Éstas son las parejas que no le ponen barreras al sexo.

Una postura recomendada para este tipo de parejas es: El misionero.
Suena curioso pero esta pose es la ideal para este tipo de parejas. Una postura clásica que, realizada con agrado y potenciada con juguetes es muy placentera. Se trata de reinventar lo conocido, de darle un giro nuevo o sofisticado para sacarle el máximo partido posible cuando se está cansado de extravagancias.

Fuente: Derf

¿Cuál es tu posición favorita?

 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba