Pareja

¿Qué hacer cuando tus hijos te avergüenzan con temas de sexo?

Un experto en psicología explica cómo actuar en situaciones en las que tus hijos te hacen pasar vergüenzas por temas sexuales.

Muchos de nosotros hemos pasado vergüenzas por culpa de la inocencia de nuestros hijos pequeños, en especial cuando se trata de temas tan delicados, como el sexo. Desde la incómoda pregunta “¿de dónde vienen los bebés?” hasta la improbable (pero posible) situación de encontrar a tus niños con tus juguetes sexuales en las manos.

¿Qué debes hacer cuando te enfrentas a situaciones sexuales incómodas que involucren a tus hijos? ¿Cómo tratar esos temas sin traumatizarlos y sin pasar por la peor vergüenza del universo? Consultamos al psicólogo André Didyme-Dome sobre estos temas y nos dio unos tips muy interesantes que te conviene tener a mano por si algún día tienes la necesidad de echarles mano.

que

1. Si te encuentran teniendo sexo: Primero que nada es importante aclarar que el sexo es algo natural y debe asumirse como tal, por eso, si tus hijos te pillan en plena faena, lo mejor que puedes hacer es no entrar en pánico, no gritar y decirles que en ese momento los papás están ocupados, que si por favor pueden volver en unos 15 minutos.

juguetesexual

2. Si encuentran tus juguetes sexuales: No te rías ni les digas cosas de doble sentido que no entiendan. Resiste el impulso de burlarte y diles con seriedad “esto no es una linterna ni tampoco un masajeador de espalda, es un juguete para adultos y se guarda en ese cajón. Gracias.”

pregunta

3. Si cuentan a extraños cosas sobre sexo pero no saben que es sobre eso: Si, por ejemplo, estás tomando café con un colega, y de pronto tu hijo hace un comentario bochornoso, como “¿anoche por qué estabas llorando tanto, qué te hizo mi papa?”, supera le vergüenza y antes de continuar la conversación con tu colega, aclárale a tu hijo que el papá NO le estaba haciendo daño la mamá, y dile que después le responderás todas las preguntas que necesite.

verguenza

4. Cuando te pregunten sobre sexo: Debes llamar las cosas por su nombre, pero teniendo en cuenta la edad de cada niño y lo preparado que esté para entender cierto lenguaje. No seas ‘ficticio’, nada de cigüeñas parisinas ni abejitas; tampoco uses términos médicos que ni tú ni tu hijo entienden; jamás culpabilices ni metas religión al asunto, eso los confunde más. Háblales de manera clara y responde solo las preguntas que te hagan, no des más explicaciones de las que te pidan.

Finalmente, si no te sientes preparada para hablarles a tus hijos de sexo, puedes solicitar ayuda a un especialista, como un profesional en psicología.

¿Te parece que estos tips son útiles? Si te gustaron, comparte esta nota con tus contactos.

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar