Pareja

¿Quieres casarte? Éstas son algunas razones para que lo hagas

¿Realmente vale la pena hacerlo? Es la pregunta que nos hacemos todos los días, púes escuchamos historias de personas que se separan, lo más importante es saber por qué quieres dar este paso. 

Últimamente es menos común que las parejas decidan casarse. Antes era obvio pasar a lo siguiente, pero ahora vivir con él es más que suficiente. ¿Estás lista para dar el siguiente paso?

Con el matrimonio vienen muchos problemas, responsabilidades y discusiones además de los momentos felices. Todo se vuelve demasiado serio y podrías sentir que estás perdiendo tu independencia. ¡Es como si tuvieras que ser una persona totalmente distinta de la noche a la mañana!

Pero aún así, casarte con la persona que amas tiene muchos aspectos positivos. No estar segura de querer casarte suele tener que ver con que no has encontrado a la persona adecuada, no tienes un trabajo seguro, no crees tener suficiente dinero o sencillamente te gustaría tu vida tal y como es en este momento.

Si estás en una relación seria actualmente y estás pensando en razones para evadir el tema del matrimonio, hay muchas cosas que deberías considerar.
Por qué casarte

matrimonio2

Compartir tu vida con alguien: Los seres humanos somos criaturas sociales. ¡Necesitamos compañía para ser felices! Ser soltera toda tu vida puede sonar atractivo, pero llega un punto en el que necesitas cuidar de alguien, que él cuide de ti y compartir los momentos felices e incluso los tristes.

Te gusta ser soltera: No te vamos a mentir. ¡Ser soltera es increíble! No tienes que responderle a nadie y eres totalmente libre de hacer lo que quieras con tu vida amorosa y sexual. El problema es que llega un punto en el que los encuentros casuales dejan de llenarte por completo. Empiezas a sentir la necesidad de compartir tu vida con alguien en lugar de sólo compartir tu cama por una noche.

Es parte del proceso: La vida funciona por etapas. Llega un punto en el que es necesario pasar al siguiente nivel. Tal vez en este momento el siguiente nivel para ti sea comprar un departamento, un carro, mudarte o cambiarte de trabajo, pero llegará un punto en el que el matrimonio te parecerá el siguiente paso natural a tomar.

Estás realmente enamorada: Si ya llevas un par de años con él y lo amas más que nunca, estás más lista de lo que crees. Tal vez estás peleando con la idea del matrimonio o estás postergando las cosas, pero subconscientemente podría ser lo que deseas.

Madurez: Un matrimonio requiere confianza, lealtad y compromiso en niveles gigantescos. Estar casada significa que ya no tienes pretextos para comportarte como si nada te importara.

Quieres hijos: Si cada vez que pasan un comercial de pañales o comida para bebés en la tele no puedes evitar sonreír, es probable que estés más lista de lo que pensabas. El matrimonio es el conducto perfecto para dar ese gran paso.

Estabilidad financiera: Nada en esta vida se compara con tener la certeza de que tus finanzas están en orden. Si desde el principio se esmeran en administrar adecuadamente su economía, no tendrán que preocuparse por deudas o intereses y el futuro dejará de ser tan preocupante.

Compartir tus logros: Lograr tus metas te da un sentimiento increíble, pero si no tienes nadie con quien compartir tu felicidad no tiene mucho caso. Apoyar a tu pareja y dejar que él te apoye para lograr sus respectivas metas profesionales y personales te dará el motor para salir adelante a toda costa.

Envejecer con él: Tal vez esto no suene tan atractivo al principio. ¡Nadie quiere envejecer! Pero cuando estás con alguien que amas en verdad, de pronto la idea de envejecer parece menos aterradora y empiezas a apreciar el tiempo desde un nuevo punto de vista.

Le da sentido a tu vida: El matrimonio podría darle sentido a tu vida y ayudarte a enfocarte en lo que deseas. Ya no eres responsable solo por ti misma y tus actos afectan la vida de alguien más, por lo que te vuelves más disciplinada y madura. Obvio el matrimonio implica muchas responsabilidades, pero también le dará satisfacción y sentido a tu existir.

Nota relacionada: Aprendiendo sobre las capitulaciones, aquí.

Fuente: Veintitantos

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar