Pareja

Señales de que te tocó “rehabilitar gamín”

Si respondes “sí” a más de la mitad de las siguientes señales… ¡Tienes una relación con un gamín al que estás rehabilitando!

Al fin conociste al amor de tu vida, a tu alma gemela, al hombre que te hace reír más que ninguno y que haría lo que fuera por ti… Solo hay un problema, ¡te está tocando rehabilitar gamín! Fresca, no hay nadie perfecto, igual todas tenemos algo de gaminas adentro, así que mejor muérete de la risa mientras chuleas las siguientes señales:

-Su nombre o apellido están escritos con mala ortografía: Deivid Rellez, Jhon Suluaga… O peor, su segundo nombre es el apellido de un presidente estadounidense.

-Cuando se te declaró te dijo “quiero que seas mi nena, mi mujer” y luego tuviste que explicarle que NO se dice “qué vale” sino “cuánto vale”.

-Si te habla de su expareja se refiere a ella utilizando siempre el artículo ‘la’ antes del nombre: la Mayerly, la Yulitza, la Durley…

-Cuando se refiere a la marca de sus zapatos te dice “las Nike” o “las Adidas”.

-Llama ‘luca’ a mil pesos, ‘palo’ a un millón y ‘filo’ al hambre. 

-Estás comenzando a pensar que el reggaetón tiene unos acordes muy sensuales y una letra muy profunda.

-Tiene un arete de oro con una chispa de diamante en una sola oreja.

-Por más de que le ruegas, se niega a quitarse el escapulario de cuero que tiene encarnado alrededor del cuello.

-Tiene un tatuaje en el antebrazo hecho con aguja de coser y tinta de esfero con las iniciales de su primera novia.

-Todos sus amigos tienen apodos que parecen alias de Mara Salvatrucha: el poco pelo, el patecumbia, el carechivo…

Ver Video

Si después de leer esta nota descubres que la gamina eras tú… ¡Bienvenida al club!

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba