Pareja

Situaciones tóxicas que vemos normales en una relación

¿Será cierto que el amor nos vuelve ciegos? Parece que es cierto, o sino cómo explicas aguantar algunos comportamientos que definitivamente son tóxicos en cualquier relación, aquí te decimos cuales son:

1. Recordarle que (un día) fue LO PEOR

peor

Ok, te traicionó en el pasado y es algo que no puedes olvidar porque lo pasaste muy mal. Por eso, a la mínima pelea, se lo sacas en cara para hacerle saber que él es LO PEOR. ¡No! Debes superarlo y dejar el pasado donde está.

Si en su momento decidiste seguir adelante con esa persona fue con todas sus consecuencias, así que lo de pasarte el día removiendo aquello más feo de la relación no puede traer nada bueno. O perdonas o lo dejas, pero nada a medias. Además, puedes caer en la trampa de convertirte en peor persona que tu pareja si lo que haces es usar ese recuerdo para justificar tus propias embarradas.

2. Acabar llevándole siempre a tu terreno

hazlo

No sabes cómo lo haces pero siempre él termina dirigiendo sus actos hacia aquello que tú quieres, en realidad. ¡Eso no se puede permitir! Y evidentemente, tampoco se debe hacer.

Tener una comunicación abierta y sincera es esencial para que el amor perdure. De lo contrario, entras en un juego de manipulación psicológica que nada tiene que ver con querer a alguien. Si hay algo que realmente deseas, dilo sin miedo. Y recuerda que la otra persona no está obligada a seguirte, pero si le dejas claro que te gustaría contar con su apoyo, seguro que llegan a un buen entendimiento.

3. Una relación siempre en peligro

pum

Hay personas que creen que la mejor manera de conseguir cambios es amenazando a los demás. No, no nos referimos a que tu pareja vaya de matón por la vida sino a que, ante cualquier problema, ponga en duda la solidez de la relación. Un mal gesto, una mala palabra o una reacción poco adecuada no tienen que significar el FIN absoluto del amor.

Piensa antes de hacer de tu relación el peliculón. Poder hablar de lo malo de tu relación y de sus puntos débiles no sólo les irá bien para mejorar sino que los unirá mucho más. ¡Esa es la clave!

4. Culpar al otro de tus sentimientos

culpa

Esto es muy habitual. Responsabilizar a tu pareja de tu mal día o de tus sentimientos ocurre con frecuencia, aunque no debería ser así. Vale que estás de malas, que te apetece un poco de mimitos y que él o ella han estado a ‘full’ con sus cosas y para colmo se va con los colegas. ¿Y quéeeeeeeeeee?

Esa no es razón para que le des la vuelta a la tortilla y le montes un problema diciéndole que lo suyo es puro egoísmo. Tal vez quien está siendo egoísta seas tú por querer que tu pareja cambie su vida porque a ti te parece.

Di NO a las dependencias emocionales, ya somos mayorcitos para esas tonterías, ¿no crees? Todos debemos tener nuestro espacio y eso no es incompatible con tener una pareja. Llega a acuerdos y verás que el entendimiento es mucho más fácil de lo que crees.

5. Creer que los celos son sinónimo de amor

celos

Celos no es sinónimo de amor. Hay gente que así lo cree y por eso les va mal es sus relaciones. Hay quien cree que si su [email protected] no se pone celoso es porque no les quiere ¿¿¿En serio???

Es triste, pero este pensamiento no hace más que reflejar una falta de autoestima muy grande. Por eso te aconsejamos que pases de darle la vuelta a esos mensajes, abrazos o palabras bonitas que tu [email protected] se dedique con otra persona.

No entres en la psicosis de espiarle el móvil (¡PROHIBIDO!), de meterte en su mail (que además es un delito) o de aparecer por sorpresa cuando menos se lo espere. Confía en esa persona y ya verás qué bien vivirás.¡Adiós a los celos desde YA!

6. Regalitos para tapar problemas

perdon

Esto es muy típico de las relaciones largas, pero debes saber que NO es nada bueno. Cada vez que tienen un problema, la solución viene con un regalo o con un viaje. ¡Fail!

Se trata de una solución temporal por lo que el problema volverá a aparecer (eso es así). Lo mejor que puedes hacer es hablarlo con claridad, con calma y con respeto el uno hacia al otro.

Si hay voluntad de encontrar soluciones, éstas aparecerán fijo. El amor no es fácil, pero tampoco tan complicado como crees. ¡Con pequeños cambios todo puede ir a mejor!

Tomado de Flipalo 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba