Pareja

Tecnología amenaza la intimidad de tu pareja

Teléfonos inteligentes, tabletas y computadores portátiles son los nuevos intrusos en la cama. ¿Te ha pasado?

Adriana* está a punto de divorciarse. Su matrimonio de 3 años pende de un hilo desde hace 6 meses por una tercera que está acaparando toda la atención de su esposo: una tableta de última generación. “No la suelta para nada. Es lo primero que coge cuando se levanta, lo último que ve antes de acostarse. Hasta va al baño con ella”, se queja.

Ella y su esposo terminaron en el consultorio de un terapeuta matrimonial por culpa de la tecnología, o mejor dicho, por su abuso. Y es que más allá de los celos y cachos provocados por las redes sociales y los chats, la tecnología está separando a las parejas por otras razones, pues conectarnos al mundo virtual puede desconectarnos del real.

Estudios realizados por los investigadores Andrew K. Przybylski y Netta Weinstein, de la Universidad de Essex, Inglaterra, revelaron que “cuando los individuos interactuaban en presencia de smartphones, tablets y notebooks, aseguraron alcanzar menores índices de confianza e intimidad que cuando lo hacían sin tener contacto con esos aparatos”.

A propósito, la doctora Frauky Jimenez, psicóloga clínica especialista en terapia de pareja, nos dice que “en muchos de mis pacientes está involucrado el tema de la tecnología y la distancia emocional que esto les puede causar”.

“Lo más común es que las parejas llegan a la casa y la esposa se encarga de algunas tareas del hogar y temas de estudio de los hijos, y el esposo sigue trabajando en el computador, se concentra demasiado y se olvida de ayudar y compartir tiempo de calidad con sus seres queridos” explica. Agrega que al ser esta una conducta repetitiva, causa distanciamiento, malos entendidos, déficit de afectividad e irritabilidad en su conyugue.

La especialista indica que hasta puede afectar la vida sexual. “Otro caso es cuando la mujer está con mucha frecuencia chateando con familiares y amigos y prácticamente deja de lado conversar o compartir con su esposo e hijos; sin darse cuenta dedica los fines de semana o varias horas en las noches a esta actividad, y por ende su pareja se irrita, desconfía, discuten. Es de aclarar que la mala comunicación y el déficit de afecto y tiempo bajan los ritmos sexuales”.

La doctora expone que para saber en qué radica el problema, se debe hacer un diagnóstico diferencial de la situación. ¿Se huye a través de estos medios de tener que comunicarse con la pareja? ¿Es una adicción y no le satisfacen otras actividades? ¿Estamos huyendo de los problemas? Se puede pensar que hay algo de fondo si encontramos algunos de estos aspectos.

¿Cómo detecto si mi pareja (o yo) estamos afectando nuestra intimidad por la tecnología? “Cuando dejamos de hacer las actividades placenteras que teníamos antes como pareja, cuando le dedicamos menos tiempo a las labores de la casa, cuando interfiere en nuestra vida en varias áreas… empieza a causar más de un problema, no solo a nivel de intimidad”, responde la experta.

Toma nota de los consejos de la psicóloga Frauky Jimenez para evitar (o superar) los estragos tecnológicos en la intimidad de nuestras relaciones:

Habla con tu pareja acerca de los horarios para estar conectados con computadores, celulares, etc.
-Haz una lista de chequeo de actividades que pueden hacerse en pareja en el tiempo libre, por ejemplo salir, viajar y comer. Haz respetar esos espacios dando (o exigiendo) tiempo de calidad a tu pareja.
-En lo posible no lleves trabajo a la casa, este sitio es para descansar y compartir en familia.
-Si la pareja ya está deteriorada por el uso de estos medios, haz cambios.
-De no lograrlo solos, busca una buena terapia de pareja.
¿Te ha pasado? ¿Alguna vez tu pareja no te ha puesto cuidado por su tableta u otra tecnología?

*Nombre cambiado a solicitud de la fuente

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba