Pareja

Voyeurismo, el encanto de observar

El voyeurismo es el placer erótico experimentado al observar la actividad sexual de una o más personas. Considerando que los hombres somos predominantemente visuales en el sexo, es mucho más común que esta situación se de en nosotros.

De todos modos todos tenemos algo de voyeurs, independientemente del género, raza, cultura y edad. Nos gusta observar a nuestra pareja moviéndose o jugando con su cuerpo, o quizás disfrutamos de mirar nuestro propio acto sexual en un espejo o en una grabación de video. Yendo un poco más allá, hay parejas que disfrutan de escenas compartidas con terceros, en donde no siempre hay interacción pero sí gozan de ver y de ser vistos por alguien –por ejemplo otra pareja- con quien comparten la escena.

Pero claro, todo siempre en el marco del acuerdo entre dos partes adultas que saben lo que están haciendo, y que en la medida en que disfruten de lo que pasa se sentirán a gusto.

voyerismo

El problema es cuando alguien no está enterado. Por ejemplo, los voyeurs -que utilizando largavistas o por una cerradura- espían a las parejas que no saben que están siendo observadas, y por lo tanto no tienen la posibilidad de elegir si forman parte o no de ese juego. Y más complicado resulta aun cuando es necesaria la conducta de espiar para tener una respuesta sexual. Por ejemplo, en un ateneo con colegas discutimos un caso de un hombre que solo se excitaba al ver a su pareja teniendo relaciones sexuales con otro hombre.

Se trata entonces de una dependencia con respecto a este tipo de estímulo sexual, lo que encierra sus dificultades ya que no encontrará fácilmente a alguien que apoye esa fantasía, y ante una situación sexual diferente no podrá responder. Distinto sería si esta escena es tan solo una de tantas opciones de placer, y en la medida en que sea entre adultos que están de acuerdo, los expertos no tenemos nada que objetar al respecto.

En definitiva los ojos están para mirar y, dentro de las condiciones planteadas el disfrute de lo visual en sus diferentes formas es uno de los principales activadores del placer sexual.

Tenemos que saber aprovechar las virtudes de este sentido, combinándolas con otras opciones de placer erótico.

Nota relacionada: Posiciones perfectas para el sexo mañanero, aquí.

Fuente: Discovery Mujer

¿Te consideras voyeurista? Confiésate aquí:

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba