15 situaciones para arrepentirse cuando estés viej@

Ago 10, 2017
Valora este contenido
(4 votos)

Nunca es tarde para arrepentirse de lo que hiciste o dejaste de hacer, lo mejor es hacerlo temprano y no esperar hasta cuando estés viej@.

Es por eso que compartimos este listado de cosas de las que muchos viejos se arrepienten y que hoy nos sirven de consejos, para tomar nota y empezar a cambiar, gracias Vuntú.

1.- Permanecer en una mala relación

arrre1

El amor es para ser feliz, no para sufrir o permitir que te lastimen, tampoco para intentar cambiar a una persona si ella no quiere, o si la lastimas con tu insistencia. Aprovecha tu tiempo en vida y disfruta de un amor pleno. Quedarte en una relación que ya no funciona es dejar que la desdicha viva en tu corazón, no por culpa de otros sino por tu propia elección.

2.- No renunciar al trabajo que odias

arrr2

Entendemos que todos necesitamos dinero para vivir, para cubrir gastos y disfrutar algunas comodidades, pero no desperdicies tu vida en algo que detestas. Si por necesidad te ves obligado a aceptar algo que no cumple tus expectativas, procura que sea temporal. Prepárate, invierte en ti y ve por lo que realmente deseas, desde emprender un nuevo negocio hasta aspirar a una nueva posición. Todo es posible cuando das tu mejor esfuerzo.

3.- No darte cuenta de lo atractivo que eres

Muchos pasan la vida quejándose de los kilos de más, la forma de su nariz o alguna parte de su cuerpo, y olvidan que son especiales exactamente así. ¡Reconoce lo guapo/guapa que eres! No necesitas dejarte llevar por lo que imponen los medios de información; lo que vale es tu decisión y así te amarán tus seres queridos, libérate de los estereotipos.

4.- Tener miedo de expresar tus sentimientos

De demostrar amor, de negarte a algo, de llorar cuando es necesario... ¡No te guardes nada! Cuida de no lastimar a los demás, pero date tu lugar, respétate y valórate para que los demás también lo hagan. Haz que tu voz se escuche.

5.- Dar importancia a lo que dicen de ti

¿Eres lo que realmente dicen? ¿Sus consejos te han servido para cambiar tu vida y ser más feliz? Ellos no definen lo que eres ni lo que sientes, y antes que nada debes estar tú. Con el paso del tiempo olvidarás todo eso, y sólo te quedará la sensación de que era mejor seguir tu camino que escuchar sus críticas. No necesitas las palabras de otros para brillar, tienes luz propia.

6.- Apoyar sueños ajenos en lugar de los propios

arre6

No tiene nada de malo ayudar a los demás -de hecho se siente increíble-, pero para que sea posible necesitas estar en tu mejor momento. Por lo tanto, no puedes involucrarte con alguien si te has olvidado de ti. Lucha por todo lo que quieres lograr y entonces sí tendrás mucho para dar a los que te rodean.

7.- Guardar resentimientos y rencores

Arrr6

Esto sólo te provocará desgaste y sufrimiento, pues impide que puedas cerrar las heridas que alguien te causó con o sin intención. Por lo general esas personas siguen con su vida y tú eres quien se queda estancado en el pasado, algo que definitivamente no te dejará avanzar a mejores tiempos. Libérate de las cadenas del pasado y disfruta tu vida al máximo.

8.- Trabajar demasiado

arrre8

Todos queremos destacar en nuestro empleo, tener mejor posición y, claro, mayor salario, pero ¿a costa de qué? Cuando eso afecta tu salud y tu relación con tus seres queridos deja de ser bueno para ti. Claro que habrá momentos en los que sea necesario un poco más de esfuerzo, pero procura que no sean permanentes para que mantengas en tu vida un balance de lo que realmente importa.

9.- No apreciar los buenos momentos

 

Como mencionamos al principio, muchas veces nos empeñamos en vivir ciertas experiencias demasiado rápido, y cuando pasa el tiempo tenemos algunos remordimientos o deseamos haber hecho las cosas de forma distinta. Tómate tu tiempo, disfruta los momentos en que eres feliz, saborea cada instante y guárdalos en tu memoria como un tesoro.

10.- No terminar lo que empiezas

arre10

Esto sólo te dejará con una sensación de “Si yo hubiera...”. ¡Basta! Haz lo posible por cumplir tus metas y sentirás que puedes lograr lo que sea; empieza por retos pequeños y luego aumenta la intensidad. Hasta tus seres queridos cambiarán su concepto de ti, y serás recordado como alguien que siempre cumple lo que promete.

11.- No dejar que tus seres queridos vivan su vida

Si eres de los que se la viven dando consejos, criticando lo que otros hacen y tratando de que “hagan las cosas bien”, lo único que lograrás es que sean infelices; ellos deben vivir sus propias experiencias, ya que saben lo que realmente desea su corazón. Un consejo es bienvenido de vez en cuando, pero no eres quién para “arreglarles la vida” o decirles qué hacer. No pierdas tiempo en vidas ajenas, cuida la tuya y predica con el ejemplo.

12.- No tomar riesgos

arre12

Lo que deseas está “a la vuelta del miedo”, y más vale arrepentirte de lo que hiciste que de lo que no hiciste. Supera tus miedos y prueba todo lo que se te antoja, así disfrutarás la vida como debe ser, sin que nadie te cuente, viviendo tus propias experiencias.

13.- Preocuparte demasiado

arrre13

Como dice una famosa frase: “Si tiene solución, ¿para qué te preocupas? Y, si no tiene solución, ¿para qué te preocupas?”. Deja de perder el tiempo, haz lo que sea necesario para afrontar cualquier situación y continúa tu camino.

14.- No pasar más tiempo con tus seres queridos

arre14

El tiempo no pasa en vano, no espera, y seguramente pensarás que debiste aprovechar mejor tus momentos con ellos. Organiza tu tiempo y conviértelos en tu prioridad, pues nada marcará tu vida como la sonrisa del ser amado y el apoyo de los amigos en los momentos difíciles, compartir un logro con tus padres luego de mucho esfuerzo, y el instante en que tomaste la mano de tus hijos por primera vez. Esas cosas son las que llenan tu vida y las que te motivan a ser mejor, no dejes que pasen inadvertidas.

15.- No ser agradecido

Nada te hará valorar las bendiciones que te rodean, como agradecer todo lo que tienes, las oportunidades que llegan a tu vida, las personas que te rodean, lo bueno y lo malo también. Pensar cada día en las cosas que agradeces te hará una persona más feliz, pues te enfocarás en lo bueno de tus días.

Tomado de Vuntú

Relacionados

Sigue la conversación